Lo que está por suceder

¡Alégrate mucho, hija de Sión!
¡Grita de alegría, hija de Jerusalén!
Mira, tu rey viene hacia ti,
justo, salvador y humilde.
Viene montado en un asno,
en un pollino, cría de asna.

Ese domingo de ramos se estaba cumpliendo con tremenda exactitud la profecía de Daniel y de Zacarías anunciadas unos 500 años antes. Pero esas sólo son 2 de las más de 300 profecías que Jesús cumplió en su primera venida. La exactitud de todas ellas tiene a los estudiosos perplejos, algunos de los cuales han acusado que fueron escritas después, cosa imposible pues es bien documentado que la traducción del Antiguo Testamento al griego fue realizada 3 siglos antes de Jesús.

Daniel no sólo profetizó el día exacto en el que el Mesías se presentaría como el Rey anunciado, sino también su muerte, la destrucción del templo y de Jerusalén —estas últimas dos sucedieron en el año 70 D.C[3]. La exactitud de la profecía Bíblica, sin embargo, no sólo cumple el día, sino las horas. La fiesta de la pascua, una las 7 festividades proféticas de Levítico 23, en la cual se conmemoraba con el sacrificio de un cordero cuya sangre salvó a Israel de la plaga de muerte en Egipto, fue cumplida con Jesús. Él no sólo fue crucificado en ese mismo día de la pascua, sino en los horarios precisos: a la hora del sacrificio de la mañana estaba siendo crucificado, y a la hora del sacrificio de la tarde, estaba dando su último aliento y entregando su espíritu.

Es emocionante ver la exactitud de las profecías cumplidas en el pasado. Sin embargo, no se compara con la emoción de saber que por cada profecía cumplida con la 1era venida de Jesús, hay 8 pendientes que se cumplirán en la víspera de su regreso; y que si las primeras se han cumplido con dicha exactitud, podemos tener la confianza que así será con el resto.

Así que, con ésto en mente, te queremos pedir que leas esta información hasta el final pues te diremos en forma resumida lo que está por suceder de acuerdo a la profecía bíblica. Si recibiste esta información es porque seguramente la persona que te la dió tiene un genuino amor y aprecio por ti. Su deseo es advertirte para que cuando todo esto suceda, creas y seas salvo, y para que, si te llegara a tocar vivir su cumplimiento, sepas lo que debes hacer. 

El Rapto

La profecía bíblica enseña que el próximo evento que está por suceder será tan grande y tan fuerte que promete ser un parteaguas en la historia de la humanidad.  Este evento es conocido como “el rapto”: el recogimiento de todos los verdaderos creyentes para recibir a Jesús en las nubes y desaparecer con él durante el tiempo de prueba que vendrá sobre la tierra[4]. Este suceso finalizará “la era de la iglesia” o el “tiempo de gracia[5]” que Dios le ha dado a la humanidad, y dará comienzo a sus tiempos de juicios sobre la tierra. La primera carta del apóstol Pablo a los cristianos tesalonicenses describe el rapto así:

El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. (1Tes.4:16:17)

En el evangelio de Lucas se expande sobre el tema:

Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé. En esos días, la gente disfrutaba de banquetes, fiestas y casamientos, hasta el momento en que Noé entró en su barco y llegó el diluvio y los destruyó a todos. »El mundo será como en los días de Lot, cuando las personas se ocupaban de sus quehaceres diarios —comían y bebían, compraban y vendían, cultivaban y edificaban— hasta la mañana en que Lot salió de Sodoma. Entonces llovió del cielo fuego y azufre ardiente, y destruyó a todos. Sí, será “todo como siempre” hasta el día en que se manifieste el Hijo del Hombre. [Así como el relámpago destella e ilumina el cielo de un extremo a otro, así será el día  cuando venga el Hijo del Hombre] Ese día, la persona que esté en la azotea no baje a la casa para empacar. La persona que esté en el campo no regrese a su casa. ¡Recuerden lo que le pasó a la esposa de Lot! Si se aferran a su vida, la perderán; pero si dejan de aferrarse a su vida, la salvarán. Esa noche, dos personas estarán durmiendo en una misma cama; una será llevada y la otra, dejada. Dos mujeres estarán moliendo harina juntas en un molino; una será llevada, la otra será dejada»  Y respondiendo, le dijeron: ¿Dónde, Señor? Él les dijo: Donde estuviere el cuerpo, allí se juntarán también las águilas. (Lc.17:24-37)

Este evento interrumpirá sorpresivamente “la vida normal” de la gente del mundo y la cambiará para siempre, no sólo por el acontecimiento en sí, sino por lo que se desatará a partir de ese momento.

Principio de Dolores

Con esta desaparición de millones de personas de la tierra, “aún no es el fin[6] sino que dará el comienzo a una fase en la tierra que se le conoce como “principio de dolores de parto” la cual está registrada en Mateo 24:5-14, y en Apocalipsis 6. Durante este período veras:

  1. La peor crisis económica (hambre) en la historia del hombre (Mt.24:7a; Lc.21:11; Ap.6:5-6)
  2. Pestes, plagas (Mt.24:7b-8; Lc.21:11; Ap.6:7-8)
  3. El surgimiento de falsos cristos y falsos profetas (Mt.24:4-5,11; Lc.21:8, Ap.6:1-2;13)
  4. Guerras (Mt.24:6; Lc.21:9,10; Ap.6:3-4; Sal.83)
  5. Persecución y martirio de los convertidos después del rapto (Ap.6:9; Mt.24:9-10)

De acuerdo a Apocalipsis 6:8 por causa de las guerras, las plagas y el hambre, muere el 25% de la población mundial, es decir unos 2mil millones de personas a la cifras de población del 2017.

La desaparición de millones de personas en el rapto y las subsecuentes crisis que vendrán, pondrán el escenario perfecto para el surgimiento de muchos falsos cristos y falsos profetas. Sin embargo, uno de ellos es el que tomará prioridad sobre el resto, dominando el escenario político mundial y dando esperanza a millones[7] —éste será el Anticristo profetizado en la Biblia[8], al que mundo aceptará como “el mesías”, “su salvador”.

En el ámbito político es durante este tiempo que se consolida la formación de un gobierno mundial dirigido, en su primera fase, por 10 reyes.

Serán tiempos muy difíciles, no sólo por el peligro de muerte y persecución, sino, principalmente por el peligro del engaño. La Biblia dice que, por haber rechazado la verdad, Dios permitirá sobre el mundo un engaño tan fuerte[9], que si fuera posible, aún los elegidos para salvación serían engañados[10].

El Gran Engaño 

Aunque nos dice las sorprendentes señales que acompañarán el engaño, la Biblia no nos menciona directamente qué será ese engaño. Sin embargo sí nos da las pistas para discernir la respuesta:

  1. El engaño se manifestará en el cielo —desde él (Lc.21:11; 16)
  2. Será algo mundial, y será la coartada perfecta para encubrir lo que sucedió realmente en El Rapto y así impedir que la gente que se quede se convierta a Cristo. (2Ts.2:11-12)
  3. No será de índole religioso, no apoyará la existencia de Dios o de alguna religión. Al contrario, el engaño ocasionará que la gente abandone voluntariamente sus dioses y redefina sus religiones, para aceptar el culto al anticristo y a satanás. (2Ts.2:3-4; Dn.11:36-39; Ap.17:16-17; 13:4,13-15)
  4. El engaño no sólo redefinirá o abolirá toda religión, sino que unirá a todo el mundo bajo esta “nueva revelación” (Ap.13:3,8,14)
  5. El Engaño será tan fuerte que el mundo entero lo creerá. La verdad será considerada “evidentemente errónea”, “una mentira”, ante lo que se manifestará. Sólo un pequeño grupo[11] de personas podrán resistir este engaño y serán perseguidos por eso. (Mt.24:9,24; 2Ts.2:9,11; Ap.13:3,8,14)
  6. El engaño deberá permanecer en forma secreta hasta que llegue el tiempo del rapto, cuando se saldrá a la luz (2Ts.2:7)
  7. Este engaño será utilizado para legitimar al falso cristo y permitir que ascienda al poder. (2Ts.2:8-9; Ap.13:11-14)
  8. El engaño permitirá también una abierta manifestación de Satanás ante el mundo entero quien ayudará al falso cristo y le dará la capacidad de convertirse en un superhombre” (Dn.11:38-39; Ap.13:4).

Por la evidencias que existen en estos momentos el Gran Engaño tiene que ver con el fenómeno ovni, pues hace que todo encaje a la perfección y estas son algunas razones:

1) Ya está operando de forma secreta;  2) este fenómeno se manifiesta en el cielo (o desde él); 3) serviría como la coartada perfecta para encubrir lo que realmente sucedió en el rapto, pues se diría que “una raza de alienígenas se los llevaron”. 4) Una abierta manifestación de los ovnis ante el mundo entero no apoyaría la existencia de un “dios” ni de alguna religión, al contrario, redefiniría o eliminaría eventualmente todas las religiones y objetos de culto pues dirían: “los ‘dioses’ a los que el hombre rendía culto a lo largo de la historia, ¡eran en realidad ellos!; ellos han estado con nosotros desde tiempos ancestrales y seguramente son ellos los que se han encargado de nuestra evolución”. Un engaño así permitiría a Satanás presentarse ante el mundo como un “alienígena” que ha venido para llevarnos al siguiente paso evolutivo que nos convertirá en superhombres, o en “dioses”, en una raza superior como ellos. 5) Algo así explicaría a la perfección por qué la gente de todo el mundo adorará a Satanás y al falso cristo cuando este sea convertido por aquel en “un superhombre”, “un dios”, aclamado como invencible, después de haber estado moribundo[12].  6) También explicaría por qué la gente de todo el mundo querrían tener su marca, pues querrán ser como él.

Se que todo esto suena de ciencia ficción, pero debes entender que el fenómeno ovni es real, se ha grabado en video, audio, radar, miles los han presenciado, incluyendo presidentes. En los gobiernos los expedientes alienígenas gozan del grado más elevado de confidencialidad, por encima, incluso, que los expedientes de armamento nuclear. Investigadores como David Jacobs que ha entrevistado a miles de abducidos ha encontrado, de igual manera, que el fenómeno es real, y que los alienígenas están trabajando en un programa de hibridización con la raza humana. Por los relatos de los abducidos se sabe que los alienígenas y sus híbridos pronto saldrán a la luz y cohabitarán con el ser humano abiertamente, y todo parece indicar que el rapto será el escenario perfecto para que esto suceda.

La Biblia nos enseña que este programa de hibridización no es nada nuevo. En Génesis 6, antes del diluvio, puedes ver cómo ángeles caídos trastocaron el DNA humano para dar a luz una raza de superhumanos llamada “nefilim”[13] que por sus ventajas físicas “se convirtieron en los héroes y en los famosos guerreros de la antigüedad.”[14] Concebir algo con DNA humano alterado es la forma en la que demonios usan para encarnarse: al no ser enteramente un DNA humano, ese cuerpo no lo puede ocupar un espíritu humano, lo que permite que “otro ente espiritual” lo ocupe. Muchas de las naciones que a los Israelitas se les ordenó destruir en Canaán eran razas de nefilim, así que podemos saber que el programa de hibridación se realizó también después del diluvio… y todo parece indicar que volvería a realizarse al final, en el tiempo de la segunda venida del Mesías. El profeta Daniel habla de esta mezcla con la simiente humana que realizarán durante el tiempo del último reino mundial previo a la venida del anticristo.

En cuanto a aquello que viste, el hierro mezclado con partes de barro, ellos se mezclarán con la simiente humana[15], mas no se pegarán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que nunca jamás se corromperá, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre. (Daniel 2:43-44)

El problema con el fenómeno ovni y alienígena es que no son lo que ellos dicen ser. No son seres de otro planeta, sino ángeles caídos (demonios) que han trastocado el DNA para encarnarse y habitar entre nosotros. Aún hoy en día los que han investigado el fenómeno ovni han concluido que estos objetos voladores tienen “masa cero”, pues ningún objeto físico puede hacer los movimientos que “dichas luces” no identificadas hacen. También han concluido que tienen que ser interdimencionales, pues aparecen y desaparecen a placer y nunca se les ha observado venir del espacio exterior. Todo esto concuerda con el testimonio que la Biblia da de estos seres llamados demonios, pues son espíritus (tienen masa cero), y rondan la tierra en una dimensión paralela a la nuestra (mundo espiritual), y se presentan como ángeles de luz (luces brillantes). El testimonio de personas abducidas que afirman que han sido trasladadas a otros lugares desde sus carros y sus casas, atravesando paredes y ventanas, concuerda con lo que la Biblia dice que los demonios pueden hacer[16]. Y si a esto le añadimos que las experiencias de contacto y abducción son muy similares a las de posesión demoníaca, y que, aquellos que han invocado el nombre de Jesús, han podido parar dichos episodios[17], nos lleva a concluir que, efectivamente, son demonios.

Si son demonios ¿por qué manifestarse de esta forma? En la antigüedad seguramente se manifestaron como muchos de los “dioses” de las religiones paganas, pero ahora manifestarse como alienígenas resulta más estratégico en un mundo “científico” y “humanista”, pues una narrativa así serviría para encubrir lo que realmente sucedió en el rapto. Y no sólo eso, sino que conduciría a la eliminación o redefinición de toda religión desembocando en el culto al falso cristo y al mismo Satanás. Sólo piensa: al haber una manifestación abierta de alienígenas con sus híbridos ¿acaso no se redefinerían todas las religiones? No sólo eso, sino que no habría nada que salve a la humanidad de dicho engaño pues “los estarían viendo en la vida real” y tendrán toda la forma y la apariencia de ser lo que dicen ser. La única forma que el mundo tendría de saber lo que realmente son es por medio de la Biblia, la cual rechazaron.

La Marca del Anticristo

Puesto que Satanás tiene amplia experiencia en la modificación del DNA humano, no sería de extrañarse que “el milagro” que se menciona en Apocalpsis 13:3-4 por el cual el falso cristo se convierte de un moribundo a un “super hombre aclamado como invencible”, fuera producto de un cambio genético otorgado por Satanás. Tampoco sería de extrañarse que este mismo cambio genético fuera impartido sobre todos aquellos que decidan ponerse la marca del falso cristo. Pero un cambio genético convertiría al ser humano en un ser “no redimible” (insalvable) pues Jesús vino a salvar sólo al ser humano[18], no una especie adulterada. Esto concordaría con el pasaje de Apocalipsis 14:9-11

Después un tercer ángel los siguió mientras gritaba: «Todo el que adore a la bestia [falso cristo] y a su estatua o acepte su marca en la frente o en la mano tendrá que beber el vino de la ira de Dios, que se ha servido sin diluir en la copa del furor de Dios. Ellos serán atormentados con fuego y azufre ardiente en presencia de los ángeles santos y del Cordero. El humo de su tormento subirá por siempre jamás, y no tendrán alivio ni de día ni de noche, porque adoraron a la bestia y a su estatua y aceptaron la marca de su nombre» (Ap.14:9-11)

El lago de fuego fue creado para Satanás y sus ángeles, esta es la condena que le espera, pero en su odio quiere arrastrar a todos junto con él. Y este es el objetivo del gran engaño, llevar a la humanidad a su perdición eterna en el lago de fuego. Sin la marca del falso cristo no podrás comprar ni vender[19] y te costará la muerte física[20]pero salvarás tu alma de este horrendo destino. Si sobrevives todas las plagas, el hambre, las guerras, la persecución, y llegas a este punto de la historia ¡no te pongas la marca! No creas las promesas del falso cristo, ni te amedrentes con sus amenazas… ¡Escoge la eternidad con Dios!

La Transformación Religiosa

Durante este período de dolores de parto que comienza con el rapto, las naciones del mundo lograrán unirse para formar un gobierno mundial. Pero no sólo se unirán los gobiernos, Apocalípsis 17 menciona que también todas las religiones del mundo se unirán bajo la cabeza del vaticano. Hindús, budistas, católicos, musulmanes, animistas y muchas denominaciones cristianas, se unirán reconociéndose unas a otras como expresiones religiosas válidas para acercarse a “dios”. Los verdaderos creyentes convertidos después del rapto no formarán parte de este movimiento, sino que, fieles a las escrituras, testificarán que sólo por medio de Jesucristo se puede acercar a Dios y ser salvo, y que es necesario arrepentirse de prácticas y tradiciones religiosas que la Biblia condena. Esto ocasionará su persecución pues serán acusados de intolerantes, promotores de odio y división. Serán catalogados como “religiosos radicales” o “fundamentalistas”, igual de peligrosos que los terroristas musulmanes.

Este falso sistema religioso dirigido por el vaticano será el “movimiento religioso oficial” de este futuro gobierno mundial. Pero no durará por mucho tiempo. Conforme las implicaciones del gran engaño (de esta abierta manifestación de ovnis y nuestro contacto con ellos) vayan madurando, el mundo y sus gobernantes se darán cuenta que este sistema religioso no tiene razón de seguir, pues representa una “era de oscurantismo en nuestra historia” en donde “conocíamos y veíamos en parte pero ahora vemos con claridad”. Así que los gobernantes del futuro gobierno mundial terminarán destruyendo el vaticano[21], y con él, todo el antiguo sistema religioso que representaba. El falso cristo, quien consolida parcialmente su poder eliminando a 3 de los 10 reyes de este gobierno mundial[22], seguirá esta misma pauta anti religiosa pues se opondrá a todo lo que sea objeto de culto o sea llamado “dios”, y eliminará cualquier vestigio del orden anterior. El engaño terminará por llevar a la humanidad a coronarse como “dios” con el “falso cristo” como la primicia de este logro, gracias al poder de Satanás.

Transformación económica

Con la unión política también vendrá una unión económica. La Biblia profetiza que la humanidad se dirige hacia un sistema económico sin dinero, en donde todas las transacciones se realizarán con una marca en la mano o en la cabeza[23]. Sin esta marca, que también servirá para identificar a los leales del gobierno del falso cristo, no se podrá comprar o vender. 

Juicios de Dios

Los juicios que Dios estará derramando sobre la tierra durante este tiempo están registrados en Apocalipsis desde el capítulo 6 hasta el capítulo 19. Estos juicios irán en aumento en intensidad, como dolores de parto, hasta que regrese el Hijo de Dios a la tierra con su iglesia para destruir al falso cristo y a su ejército en la batalla de Armagedón. 

Además de los falsos cristos y la terrible mortandad que vendrá con las guerras, crisis económicas (hambres), y las pestes, vendrán más juicios: Habrá terribles terremotos[24], destrucción de la vegetación con incendios[25], la muerte de la fauna marina[26], la contaminación de las aguas y manantiales[27], ráfagas solares que quemarán a los hombres[28], enormes granizos[29], oscuridad (terribles apagones) en la tierra y en los astros[30]; destrucciones de ciudades enteras[31], y terribles úlceras sobre los que se pongan la marca del falso cristo. Más de la mitad de la población mundial morirá durante este tiempo[32].

La esperanza que ofrecerá el falso cristo y su gobierno, sin embargo, ayudarán a la humanidad a lidiar y justificar tanta catástrofe. La nación de Israel, no obstante florecerá durante este tiempo y vencerá en varios conflictos bélicos[33]. Al parecer gran parte del pueblo de Israel aceptará al falso cristo como su mesías y en algún punto de esta trama el falso cristo y la nación de Israel celebrarán un tratado de paz por 7 años[34]. Esto es muy importante, porque a partir de este tratado puedes saber con exactitud cuando regresa Jesús con todos sus santos: a los 2,520 días.

La Gran Tribulación

Durante la primera mitad de estos 7 años, de relativa calma para Israel, Dios enviará a dos profetas que tendrán el poder de afligir al mundo con todo tipo de plagas. También el falso cristo tendrá un profeta (falso) que hará grandes señales y milagros a la vista del mundo entero como la de hacer descender fuego del cielo a la tierra. Este falso profeta ordenará que se construya un avatar del falso cristo. A este avatar dice la Biblia que se le dará vida[35] —no sabemos si esto se logrará por medio de inteligencia artificial o por medio de la transferencia de la personalidad del falso cristo, o ambos. Pero dicho avatar, a los 1260 días de firmado el tratado con Israel, será colocado en el templo de los judíos[36], en el lugar santo, y ordenará la muerte de todos los que no lo adoren, y que la marca del falso cristo se ponga sobre toda persona. Es en este momento que los judíos creyentes que estén en Judea deben huir al desierto:

Por tanto, cuando en el lugar santo vean la abominación desoladora, de la que habló el profeta Daniel (el que lee, que entienda), los que estén en Judea, huyan a los montes;  El que esté en la azotea, no baje para llevarse algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás a tomar su capa. Pero ¡ay de las que en esos días estén embarazadas o amamantando! Pídanle a Dios que no tengan que huir en invierno ni en día de reposo, porque entonces habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás. (Mateo 24:15-21)

Este suceso marca el comienzo de “la gran tribulación”, el cual será, como dijo Jesús, un período de angustia inigualable en la historia de la humanidad, especialmente para el pueblo de Israel pues el falso cristo mostrará su verdadera cara mandando matar a todos los judíos. En este último holocausto morirán ⅔ partes del pueblo de Israel[37]. Los sobrevivientes de Israel huirán al desierto donde serán resguardados por 1260 días. Ahí en esa angustia se darán cuenta que Jesucristo había sido su verdadero Mesías, e invocaran su nombre… y Él vendrá a rescatarlos.

Segunda Venida

El falso cristo, consciente del tiempo del regreso de Jesús, reúne a los ejércitos de todo el mundo entero en el valle del Megido (Armagedón) para pelear contra él[38]. Jesús vuelve a la tierra con su iglesia y acaba con el falso cristo, el falso profeta y todos sus ejércitos[39]. Es aquí cuando el gobierno de Jesucristo comienza sobre la tierra. Los mártires del tiempo de la tribulación y los santos del antiguo testamento son resucitados. Las naciones sobrevivientes son juzgadas de acuerdo a como trataron al pueblo de Israel: él separará a los que fueron benévolos con ellos de los que no, y a estos últimos no los dejará vivir[40]. Los sobrevivientes repoblarán la tierra bajo el gobierno de Jesucristo y de sus santos resucitados.

 

¿Qué hacer si te quedas en el rapto?

Si te toca vivir la profetizada desaparición de millones de personas sobre la faz de la tierra, lo primero que tenemos que resolver es “¿por qué no te fuiste tu?”. Si no te fuiste es porque sencillamente no eres “salvo” de la condenación eterna en el infierno. Solo aquellas personas que han recibido el regalo de la vida eterna que es en Cristo Jesús, partirán con él y escaparán de la hora de prueba que vendrá sobre el mundo entero.

Se salvo

Aunque te hayas quedado y tengas que vivir este tiempo de prueba, tú puedes salvar tu alma del infierno todavía. Sí, sufrirás ahora; sí, perderás tu vida, pero tendrás el regalo de la vida eterna y Jesús te resucitará al regresar con los suyos.  ¿Que tienes que hacer? Simple, solo tienes que hacer lo que Jesús predicó desde un inicio:

Jesús fue a Galilea para proclamar el evangelio del reino de Dios. 15 Decía: «El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse, y crean en el evangelio!» (Marcos 1:15)

…es decir: tienes que arrepentirte y creer en el evangelio.

Arrepentirse

Con arrepentirte Jesús se refiere a que rindas tu vida (tus sueños, tu forma de pensar, tus tradiciones, tus posesiones, tu hablar, tu actuar, tus relaciones, etc.) a su voluntad. Si hay algo que no quieres rendir en tu vida, no es arrepentimiento, pues no se trata de una rendición selectiva. No estás en condición de “negociar” para conseguir un descuento. Recuerda las palabras de Jesús: “Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás, pero si entregas tu vida por mi causa, la salvarás. ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?” (Mt.16:25-26)

Creer en el evangelio

El mensaje del evangelio te dice que:  La segunda persona de la Deidad, el Creador y Autor de la vida[41], se hizo hombre[42], y murió en la cruz para pagar la condena de nuestros pecados, y resucitó al tercer día conforme a las Escrituras[43]; y que gracias a esto nos ofrece perdón de pecados y vida eterna gratuitamente por la fe[44]. 

Invoca el nombre de Jesús

Si crees en el mensaje del evangelio y quieres arrepentirte, la Biblia dice que puedes invocar su nombre para ser salvo[45]. Invocar significa orar, pedirle la salvación; y puedes hacerlo con tus propias palabras o hacer esta oración de todo corazón:

Dios, vengo a ti arrepentido, reconociendo que por mí mismo no puedo restaurar mi relación contigo ni ganarme el cielo. Te pido que perdones mis pecados. Hoy yo acepto el regalo de tu salvación, el sacrificio que hizo Jesús por mí en la cruz, como lo único que puede volverme a unir a ti y darme vida eterna. Hoy acepto a Jesús como el Señor de mi vida para que la gobierne y me guíe. Amen

¿Ya eras “cristiano”?

Tal vez tu te considerabas “cristiano”, y te quedaste. Si te quedaste es porque creíste una versión adulterada del evangelio, la cual no salva. Tan delicado es esto que por eso Pablo dijo:

si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición! Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición! (Gálatas 1:8-9)

Duras palabras, pero perfectamente entendible cuando sabes que una distorsión en el evangelio te lleva a la destrucción eterna. Generalmente esta distorsión afecta tres aspectos básicos del mensaje del evangelio: quién es Jesús, lo que hizo, y cuál debe ser tu respuesta al mensaje.

Quién es Jesús

Si no crees que es Dios el Creador encarnado (la segunda persona de la Trinidad), sino que crees que tan solo fue un maestro, o el líder de una religión, o un ángel encarnado, o un gran líder moral, o un ser creado, no serás salvo, como él lo advierte:

si no creen que yo soy el que afirmo ser, en sus pecados morirán. (Jn.8:24)

Lo que él hizo

No serás salvo si crees, por ejemplo, que su obra en la cruz no era necesaria, es decir, que  hay otras formas para ser salvo[46];  o que su obra no es suficiente, es decir, que necesitas añadirle algo más: tus buenas obras, o la intercesión de alguien más, o pagar algún dinero, o de sacramentos, etc. Tampoco lo serás si crees que no resucitó, o que alguien más murió en su lugar, o que su muerte no fue para el perdón de nuestros pecados sino que solo fue víctima de un complot judío-romano.

Ahora, hermanos, quiero recordarles el evangelio que les prediqué, el mismo que recibieron y en el cual se mantienen firmes. Mediante este evangelio son salvos, si se aferran a la palabra que les prediqué. De otro modo, habrán creído en vano. Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez (1Co.15:1-6)

Tu respuesta

Si crees que la salvación no se recibe gratuitamente por la fe en Jesús y su obra en la cruz, no serás salvo. Por ejemplo, tratar de ganarte la salvación con tus buenas obras[47], o el querer comprarla (indulgencias), o solicitar la intercesión algún santo para conseguirla, o el realizar ciertos rituales como requisito, te llevará a condenación.

De igual manera no serás salvo si crees que el arrepentimiento no es necesario o que puede ser selectivo en él. Así, muchos se consideran “cristianos” pero siguen sin rendir su voluntad a la Palabra de Dios y continúan practicando su inmoralidad sexual, maldiciendo, amando las cosas de este mundo más que a Dios, etc. Pablo advertía en cuanto a esto:

¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. (1Co.6:9-10)

También creer que arrepentimiento significa seguir la tradición y las ordenanzas de su iglesia en lugar de la Palabra de Dios te puede llevar a la condenación eterna. Por causa de eso muchos desobedecen la Palabra de Dios para seguir sus tradiciones o las “reglas de su iglesia”, o “su líder religioso”. Jesús recriminó este actuar en los judíos de su tiempo:

Ustedes han desechado los mandamientos divinos y se aferran a las tradiciones humanas (Mr.7:8)

Conscientes de que arrepentimiento significa someterse al Señorío de Jesús por encima de toda tradición y autoridad humana, los apóstoles respondieron a los sacerdotes y líderes religiosos de su tiempo:

¿Acaso piensan que Dios quiere que los obedezcamos a ustedes en lugar de a él?…―¡Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres!  (Hch.4:19,5:29)

Muchos “cristianos” se quedarán porque creyeron que vivían en obediencia a Dios cuando en realidad lo estaban desobedeciendo por seguir los lineamientos de su iglesia.  Si no estás dispuesto a rendir tu vida, es decir, tus tradiciones, tu forma de pensar, tus sueños y anhelos, tu hablar, tu actuar a la voluntad de Cristo anunciada en la Biblia, no serás salvo.

todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan (Lc.13:5)

Por abrazar alguna de estas distorsiones muchos se quedarán. Nuestra oración es que abraces el evangelio que la Biblia anuncia y así puedas ser salvo.

Si te arrepentiste genuinamente, creíste en el evangelio, e invocaste el nombre de Jesús, ya eres salvo. Esta salvación, como consecuencia, comienza en ti un proceso de santificación: poco a poco, conforme el Señor te enseña en su Palabra, irás cambiando muchas actitudes, formas de pensar, comportamientos, etc. que están mal delante de Dios. En tu lucha contra el pecado habrá caídas, pero si le confiesas tu pecado en oración, él es fiel y justo para perdonarte y limpiarte de toda maldad (1Jn.1:9). Este proceso de santificación y lucha contra el pecado durará toda tu vida mortal, pero no tengas miedo, el hecho de que no seas perfecto todavía (es decir, sin pecado), no significa que no seas salvo. La salvación no es por obras sino por fe[48], por lo que hizo Jesús por ti, para que así nadie pueda pueda presumir de haberla obtenido por sus propios méritos[49].

Una señal de que tu conversión es genuina es que habrá en ti el deseo de obedecer la Biblia (tienes que seguir las instrucciones de Jesús y los Apóstoles que vienen en el Nuevo Testamento) y de mantenerte fiel a su mensaje… aunque te cueste persecución, aunque te cueste la vida.

Instrucciones Advertencias para el tiempo de Tribulación

Una vez salvo, te daremos unas instrucciones y advertencias si te toca vivir este tiempo que se llama “principio de dolores de parto” (Mt.24:8) el cual sucederá después del rapto:

Mantenerte fiel a la Palabra te costará persecución

Cuando el Cordero rompió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sufrido el martirio por causa de la palabra de Dios y por mantenerse fieles en su testimonio. …Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de sus descendientes, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de Jesús. (Ap. 6:9; 12:17)

Para este tiempo, el cristianismo con todas las iglesias que lo representan, habrán comprometido el evangelio y se habrán apartado de la verdad para unirse a este movimiento ecuménico dirigido por el Vaticano. Los verdaderos creyentes, aquellos que se mantienen fieles a la palabra de Dios serán perseguidos. El verdadero cristianismo se volverá en un movimiento clandestino, en casas y lugares poco convencionales, con líderes improvisados, sin títulos ni preparación formal.

Todo el mundo te odiará

Entonces los arrestarán, los perseguirán y los matarán. En todo el mundo los odiarán por ser mis seguidores. (Mt.24:9)

Cuando Jesús dice que todo el mundo te odiará, no está bromeando, no habrá nación alguna a la que puedas huir pues todas odiarán a los cristianos, “a estos creyentes fanáticos” que se contraponen a todo lo que esta nueva sociedad apoya. Por mantenerte fiel a la palabra de Dios, serás tachado de intolerante, de retrógada, fanático, fundamentalista, terrorista, y de causar odio y división. Se te acusará de los males del mundo.

Muchos traicionarán la fe y a los hermanos

Muchos se apartarán de mí, se traicionarán unos a otros y se odiarán. (Mt.24:10)

La presión social, y la terrible persecución que sobrevendrá al verdadero cristiano, ocasionará que muchos no resistan y que terminen por claudicar la fe y por traicionarse unos a otros. Muchos renunciarán a la fe con tal de tener algo que dar de comer a sus hijos pequeños, o con tal de salvarse de la tortura, la cárcel o la muerte. Aún entre familiares se entregarán. Pero aquí se cumple la palabra de Jesús: “El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí. El que se aferre a su propia vida, la perderá, y el que renuncie a su propia vida por mi causa, la encontrará.” (Mt.10:37-39)

El amor de muchos se enfriará

Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará (Mt.24:11)

Para los creyentes serán los días más difíciles en la história. No solo tendrán que soportar los peligros de muerte y persecución, sino que tendrán que soportar el aumento exponencial de la maldad. No habrá ningún sentimiento de amor, fidelidad, compasión ni misericordia. El egoísmo y la despiadada ley de la selva será lo que prevalezca en este tiempo. Mantener la fe, el amor y el fervor por Dios en un ambiente así será un milagro que solo Dios podrá hacer en la vida de los que se queden. Pero valdrá la pena el esfuerzo y el sacrificio pues: el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.” (Mt.24:13)

El engaño será muy fuerte

Pues se levantarán falsos mesías y falsos profetas y realizarán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos de Dios. Miren, que les he advertido esto de antemano. (Mt.24:24-25)

La única forma de discernir el engaño y no caer en él ante los continuos bombardeos de mentiras y milagros del enemigo que se verán en este tiempo, será conociendo la Biblia. Como nunca antes en tu vida tendrás que beberte la Biblia, leerla y reelerla todos los días. Una sólida provisión del conocimiento de Dios y será más importante que la provisión física. La provisión física salvará tu cuerpo, la Palabra de Dios, en cambio, salvará tu alma. Sería muy inocente esperar que en este tiempo haya recursos cristianos en Internet —seguramente serán borrados. Me temo que tendrás que conseguir copias impresas de la Biblia y estudios de aquellos grupos cristianos que partieron en el rapto.

La única razón para la cual estarás vivo: compartir el evangelio

Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. (Mt.24:14)

En medio de toda la debacle que se vivirá después del rapto, todos tus proyectos personales, tus deseos de casarte, comprarte la casa de tus sueños, tener hijos, conseguir un buen trabajo, etc. se irán por la borda. Una vez salvo, la única razón por la que estarás vivo y querrás mantenerte vivo será para alcanzar a más personas para Cristo. Con miles de personas con un compromiso así, se experimentará la cosecha más grande de almas en la historia. Juan tuvo una visión de todos los que serían salvos durante este tiempo:

vi una enorme multitud de todo pueblo y toda nación, tribu y lengua, que era tan numerosa que nadie podía contarla. Estaban de pie delante del trono y delante del Cordero. Vestían túnicas blancas y tenían en sus manos ramas de palmeras. Y gritaban con gran estruendo: «¡La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono y del Cordero!». (Ap.7:9-10)

Personas a quien Dios les ha dado sueños de este tiempo han visto como Dios hacía milagros (de provisión y sanidad) entre los creyentes, y cómo estos hacían trabajo de evangelismo y de rescate de muchos bebes abandonados en las calles.

Vas a morir

vi una enorme multitud de todo pueblo y toda nación, tribu y lengua, que era tan numerosa que nadie podía contarla…. —Estos son los que murieron en la gran tribulación Han lavado y blanqueado sus ropas en la sangre del Cordero. (Ap.7:9,14)

No te emociones por dicho avivamiento, no ocasionará cambios sociales ni políticos, solo almas convertidas. Y ni te pongas como meta el tratar de sobrevivir este tiempo hasta el regreso de Jesús y la iglesia, pues de nada te servirá. La Biblia dice que desde el inicio de este tiempo se caracterizará por el martirio de los creyentes (Ap.6:9-11), el cual arreciará cuando el falso cristo obtenga el poder absoluto, pues logrará la exterminación de todo creyente (Ap.13:7, Dn.7:21).

En este tiempo solo un pequeño remanente del pueblo de Israel gozará de cierta protección. Así que, en vez de tratar de sobrevivir, proponte como meta el tener el privilegio de morir por la causa de Cristo y no por alguna de las plagas que vendrán. Arriesga tu vida en pro de la extensión del evangelio, no tengas miedo de los que matan el cuerpo pero el alma no la pueden tocar (Mt.10:28).

Pero serás resucitado

Al final de la gran tribulación Jesús vendrá de nuevo con su iglesia y destruirá el imperio del anticristo, rescatará a Israel y a ti, que diste tu vida por él, te resucitará para que reines con él.

Después vi tronos, y los que estaban sentados en ellos habían recibido autoridad para juzgar. Vi las almas de aquellos que habían sido decapitados por dar testimonio acerca de Jesús y proclamar la palabra de Dios. Ellos no habían adorado a la bestia [anticristo] ni a su estatua, ni habían aceptado su marca en la frente o en las manos. Volvieron a la vida, y reinaron con Cristo durante mil años. Esta es la primera resurrección. (El resto de los muertos no volvieron a la vida hasta que se cumplieron los mil años). Benditos y santos son aquellos que forman parte de la primera resurrección, porque la segunda muerte no tiene ningún poder sobre ellos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él durante mil años. (Ap.20:4-6)

Mi oración

Las palabras de Jesús a la Iglesia de Esmirna son las apropiadas para ti en este tiempo:

No tengas miedo de lo que vas a sufrir, pues el diablo pondrá a prueba a algunos de ustedes y los echará en la cárcel, y allí tendrán que sufrir durante diez días. Tú sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.  El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias: El que salga vencedor, no sufrirá el daño de la segunda muerte. (Ap.2:10-11)

Mi oración es que salgas vencedor y no sufras daño de la segunda muerte… será un gozo enorme verte en la eternidad y compartirla contigo junto con nuestro Señor Jesús.

Si todavía no sucede el rapto

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre. (Lc.21:36)

Si tu estas leyendo este mensaje y no ha sucedido el rapto todavía, Jesús dijo que podrías escapar de todas estas cosas que vendrán. La única forma de “ser digno de escapar” es tomando la decisión de ser salvo antes de que todo esto acontezca. Si así lo deses, regresa a la sección “Se salvo” en la página 9 y haz lo que que ahí se te indica. Si genuinamente te arrepentiste y creíste en el evangelio mostrarás tu arrepentimiento con tus buenas acciones: buscarás congregarte con otros cristianos, empezarás a leer la Biblia (te recomendamos que sea desde el nuevo testamento), y comenzarás a obedecer lo que viene ahí. Contáctanos para ayudarte en este nuevo caminar para que cuando te presentes delante de Jesús, lo hagas teniendo mucho fruto a tu favor.

info@minaschurch.org
www.minaschurch.org

Haz click en el icono para que puedas bajar la versión PDF de este escrito y lo imprimas, pues no sabemos cuanto tiempo durará en linea esta información.
Si quieres profundizar en el tema de Profecía Bíblica te invitamos a que veas el Taller en nuestra página o los videos en youtube.

[1] Ver “The coming prince” por Sir Robert Anderson

[2] La fecha la conocemos: 14 de Marzo del 445 A.C

[3] Daniel 9:26

[4] Apocalipsis 3:10

[5] Tiempo de oportunidad para salvación en condiciones “normales”.

[6] Mateo 24:6

[7] Apocalipsis 6:1-2

[8] 2 Tesalonicenses 2:3-12

[9] 2 Tesalonicenses 2:9-12

[10] Mateo 24:24

[11] Aunque será muy numeroso, serán un pequeño grupo comparado con el resto del mundo.

[12] Apocalipsis 13:3-4

[13] Muchas Biblias traducen nefilim como “gigantes”, que resulta muy apropiada pues eran enormes.

[14] Génesis 6:4

[15] Para que se especifique que “ellos” se mezcla con la simiente humana, “ellos” tiene que ser “no humano”.

[16] Mateo 4:5,8

[17] http://www.alienresistance.org/ufo-alien-deception/alienabductions-stop-in-the-name-jesus-christ/

[18] Hebreos 2:14-18,

[19] Apocalipsis 13:17

[20] Apocalipsis 13:15

[21] Apocalipsis 17:16

[22] Daniel 7:24

[23] Apocalipsis 13:16-17

[24] Mateo 24:7; Lucas 21:11; Apocalipsis 6:12, 16:18

[25] Apocalipsis 8:7

[26] En la primer fase será destruida ⅓, en la segunda todo (Apocalipsis 8:8-9, 16:3)

[27] En la primera fase serán contaminadas ⅓ de las aguas, al final, todo (Apocalipsis 8:10-11, 16:4-7)

[28] Apocalipsis 16:9

[29] Apocalipsis 16:21

[30] Apocalipsis 16:10; 8:12

[31] Apocalipsis 16:17-21; 17, 18

[32] Apocalipsis 9:13-21

[33] Salmo 83, Ezequiel 38-39

[34] La Biblia marca que será un período de 7 años pero de 360 días (2,520 días en total), ver Daniel 9:27)

[35] Apocalipsis 13:14-15

[36] El templo de Israel será reconstruido, y profanado por el falso cristo: Dn.9:27; 11:31; 12:11; Ap.11:2; Mt.24:15; 2Ts.2:4; Ap.13:15

[37]  Zacarías13:8-9

[38] Apocalipsis 16:13-14; 19:19

[39] Is.2:9-22;13: Zc.12:8; 14:3; Is.13:6-14; 29:5-7; 17:12-14; 63:1-6; Zc.14:3,12-15; 12:8

[40] Mateo 25:31-46; Joel 3:1-6; Jeremías 12:14

[41] Juan 1:1-3

[42] Juan 1:14

[43] 1Corintios 15:3-5

[44] Lucas 24:47, Hechos 10:43, Efesios 2:8-9, Romanos 3:24

[45] Romanos 10:13

[46] Hechos 4:12

[47] Romanos 10:1-13; Gálatas 5:4

[48] Efesios 2:8-9; Romanos 1:17

[49] Romanos 3:27