Te exhorto a que perdones

José,

Te animo, te exhorto a que hagas lo correcto y perdones a estas mujeres que te han querido hacer daño. La Biblia dice que “todo el que odia en el fondo de su corazón es un asesino, y ustedes saben que ningún asesino tiene la vida eterna en él.” (1Jn.3:15). Si odias, no tienes vida eterna, y si no perdonas Dios no te perdona… ¿Cuanto dinero te quitaron? ¿No vale acaso más tu alma que eso? ¿de que te sirve odiarlas, desquitarte y obtener lo que quieres, y al final perder tu alma (Mt.16:26)? ¿Tanto amas el dinero? No te das cuenta que Satanás le ha pedido permiso a Dios para zarandearte… el te acusa delante de Dios afirmando que tu fe no es genuina: 

¿Y acaso José te honra sin recibir nada a cambio?  ¿Acaso no están bajo tu protección él y su familia y todas sus posesiones? De tal modo has bendecido la obra de sus manos. Pero extiende la mano y quítale todo lo que posee, ¡a ver si no se resiente y se aparta de la fe! (Job.1:9-12)

José, que no seas hallado como la semilla que cayó en pedregales, la cual oye la palabra, y al momento la recibe con gozo, pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción por causa de la palabra, en seguida se aparta de ella.  Ahorita perdonar y amar a tu enemigo ahorita te causa aflicción, pero acaso ¿vas a seguir a Dios solo cuando es fácil, o siempre y cuando no haya pérdida económica? Al joven rico le dijo vende todo lo que tienes y sigueme… y aunque era una buena persona no siguió a Dios porque amaba mas al dinero. ¿Estarás tu en la misma situación que él: que por no estar dispuesto a perder económicamete te va a apartar de Dios, de su palabra? 

Nuestra oración por ti es para que en este tiempo de prueba no te apartes y hagas lo correcto. Animo José, no estas solo, todos hemos sido probados por en este tipo de prueba, yo también he tenido que reunciar y hacer cosas que me han dolido hasta el alma, con tal de hacer la voluntad de Dios. Pero ten ánimo, tu negocio, tu familia, tu dinero, nada de o que tienes se puede comparar con el inconmesurable valor de ganar a Cristo… de hecho, todo lo debes tomar como pérdida por amor a Él. Y él es fiel pues te promete que “si sufres por él, reinarás con él” (2Ti.2:12)…

Muéstrale a Dios en esta prueba que lo amas a él mas que a tus posesiones, muéstrale que confías en él, en su palabra de que todo lo que te pasas él lo tornará para tu bien de acuerdo a Romanos 8:28, muéstrale que hacer su voluntad y ser conformado a su imágen te importa mas que todo el dinero del mundo, múestrale que eres digno de la vida eterna