Advertencia sobre el 2do video de JAR

Para verlo en Youtube>>

Audio:

¿No se se si vieron los videos que JAR hizo para responder a las críticas que le han estado haciendo? Sino, les pongo los links aquí (video 1, video 2, video 3). Creo estos videos fueron detonados como respuesta al reportaje que los chicos de Evangelio Puro sacaron en su canal de facebook y youtube, y que se hizo viral en las redes… creo resonó mas porque JAR tumbó ese reportaje de Youtube y desató la curiosidad de lo que pudiera contener ese video. Pero bueno ustedes pueden verlo por si gustan, pues lo volvieron a subir en otra plataforma y está circulando en las redes.

Pues bien, esto detonó una serie de respuestas por parte de JAR, 3, para ser preciso. Y se me hizo excelente que JAR diera un paso al frente para aclarar todo lo que se dice de él… requiere valentía, y me pareció un muy buen gesto de su parte. Es con respecto a estos videos, especialmente el número 2, que me interesa dar algunos comentarios por causa de la gente que ministramos y el cuerpo de Cristo en general que se ha expuesto a lo que él comenta. Dice muchas verdades, pero no se si sea por lo corto del video, o porque se le pasó, o porque no está consciente de eso, o porque tenga una agenda oculta, pero son verdades a medias que se prestan a desviaciones… y desviaciones graves.
El menciona que:
Los cristianos somos muy prestos a tomar pasajes de la Biblia y enfocarnos solamente en aquello que nos hace sentir más justos a nosotros. Por ejemplo el pasaje del apostol Pablo donde dice efectivamente que los homosexuales no heredarán el reino de los cielos, nos olvidamos de lo otro que dice ese pasaje: dice que ni los que roban, ni los avaros, ni los adulteros y ni los que cometen injusticias entrarán en el reino de Dios. Yo no se tu, pero la ultima vez que me vi en el espejo sigo siendo un hombre que comete injusticias, trato de ser mejor cada día, busco la gracia de Dios para mejorar, para cambiar, pero sigo cometiendo injusticias.

Aunque es cierto, hay mucha gente que toma pasajes de la Biblia para predicar con motivos incorrectos, como el buscar sentirse más justos que los demás… debes entender que el mencionar a alguien su pecado o mencionarle que algo de lo que hace está mal, sea por la motivación que fuere, es necesario para que la gente pueda darse cuenta de qué es lo que se tiene que arrepentir. Y la mención tiene que ser de acuerdo al pecado que la persona está practicando. A alguien en adulterio no le voy a mencionar pasajes que lidian con la avaricia o la idolatría, sino los pertinentes a su pecado. Esto es importante aclarar porque en la forma incompleta en la que JAR  lo presenta, te transmite la idea de que no puedes condenar las prácticas pecaminosas de otros porque si lo haces es porque “te quieres sentir más justo que ellos”. ¡Cuidado! el testificar contra el pecado en las personas, es indispensable para traerlas a arrepentimiento… No es una tarea fácil, no es bonito, y en muchos casos no te lo van a agradecer sino al contrario, como Jesús dijo en Juan 7:7:

El mundo no tiene motivos para aborrecerlos; a mí, sin embargo, me aborrece porque yo testifico que sus obras son malas.

Nota que Jesús testificaba en contra del pecado que la gente practicaba, es decir, lo condenaba, y llamaba a dichas personas al arrepentimiento. Esto lo hacía por amor a ellos, para evitar su perdición, y sin embargo, eso le ocasionaba su odio.  Lo mismo ves que hacían los apóstoles, como el ejemplo de Pablo, cuando al ver toda la idolatría de los ateniences, los aborda diciendo:

no debemos pensar en Dios como un ídolo diseñado por artesanos y hecho de oro, plata o piedra. En la antigüedad Dios pasó por alto la ignorancia de la gente acerca de estas cosas, pero ahora él manda que todo el mundo en todas partes se arrepienta de sus pecados y vuelva a él. 31 Pues él ha fijado un día para juzgar al mundo con justicia por el hombre que él ha designado, y les demostró a todos quién es ese hombre al levantarlo de los muertos (Hch.17:30-31)

En pocas palabras, condena la idolatría que practicaban, y los llama a arrepentimiento. Claro, uno debe hacer esto con amor, humildad, e integridad como enseña Ga.6:1, Fil.1:17, Mt.7:3-6… pero debe hacerse.

Por otro lado, cuando el te comenta que el sigue siendo un hombre que comete injusticias, transmite la idea de que por esta razón no podemos levantarnos a acusar el pecado en otras personas para llamarlas a arrepentimiento, pues todos estamos en el mismo bote. Pero esto no es así, y esto es algo que aclara el pasaje en su contexto, deja te lo cito:
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. 

Pablo dice que eso eran, en tiempo pasado, es decir, “ya no lo son”. ¿Significa que son perfectos los cristianos? No, no son perfectos, de hecho 1Jn.1:8 dice que si decimos que no tenemos pecado nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Lo que significa es que el arrepentimiento y la fe en Jesús hace a una persona justa, santa, delante de Dios. Y con arrepentimiento hablo la disposición de tu corazón a dejar el pecado, y empezar un proceso de santificación que durará toda la vida, pues siempre habrá cosas que cambiar y corregir. Esto es muy diferente a una persona que esta entregada al pecado y que no está dispuesto a dejarlo sino que lo justifica. Cuando Pablo habla de que los injustos no heredarán el reino, no está hablando del pecador arrepentido lavado por la sangre de Jesús, sino del pecador que persiste voluntariamente en el pecado sin señal de arrepentimiento, aunque crea en Jesús.  En este sentido por eso los cristianos, aunque no son perfectos, pueden llamar a otros a que se arrepientan y dejen su pecado, pues los están invitando a que, igual que ellos, cambien su actitud hacia pecado, de abrazarlo, a declararle la guerra con la intención de vencerlo por el poder del Espíritu.

JAR continua diciendo:
“Y te digo esto porque los cristianos somos prestos a enfocarnos a este tema de la homosexualidad y nos olvidamos de otros, pero por si tu no sabías, acerca de la sexualidad o el pecado sexual la Biblia habla unas veintitantas veces. Pero acerca de la injusticia habla más de mil trescientas veces. Pero porqué este tema de la justicia social en este caso no es el centro de nuestro mensaje. Porqué el centro de nuestro mensaje se ha convertido esto del pecado sexual, y eso es preocupante. Creo que dice mucho de ese falso sentido de justicia que nosotros tenemos.”

Aqui, tienes que tener mucho cuidado con esto que dice, pues si bien es cierto que hay cristianos que se enfrascan en un tipo de pecado, nuestra predicación debe ser relevante con el pecado que se practica y promueve en una sociedad. Los que llevamos años de cristianos sabemos que el tema del pecado sexual no tenía prominencia, sino hasta ahora pues estamos en un tiempo que el se quiere normalizar el pecado homosexual dentro y fuera de la iglesia. No solo eso, sino que es un tema que, de normalizarse, atentaría contra la libertad de expresión, la libertad de culto, y contra los derechos de los padres. Para darte algunos ejemplos, no de países orientales donde la persecución contra cristianos es normal, sino en América, caracterizada por la libertad que gozamos. Bueno, acá, tenemos el caso de panaderos, floristas, fotógrafos, dueños de capillas o de lugares de bodas cristianos, atacados y demandados por mantenerse fieles a sus convicciones cristianas. En las noticias los casos más sonados fueron los Jack Phillis, o Aaron y Melissa Klain,  Elaine y Jonathan Huguenin, Robert y Cynthia Gifford, Randy y Trish McGath, Baronelle Stutzman, Richard y Betty Odgaard. Pero también fuera de la industria de bodas, tuvimos casos de despidos o negocios cerrados, como el caso de Cristal Dixon, Kevin O’Connor, o el caso de la ciudad de Huston en en donde Annise Parker, una gobernadora lesbiana, solicitó a los pastores que entregaran sus sermones que hablaran de homosexualidad para inspeccionar su contenido. Lo mismo acaba de hacer el estado de Georgia. Como dice un Jonathon Van Maren, un columnista cristiano que ha estado siguiendo estos casos: Si tratara recopilar cada caso de cristianos despedidos de sus trabajos por expresar sus creencias, o que se les niegan posiciones por oponerse al matrimonio homosexual, o que sus negocios fueron atacados, multados, o cerrados, esta columna tendría una docena de páginas con el listado.

Algunos me dirán, “Pero Alberto eso es en Estados Unidos, en México eso nunca va a pasar”. Ja!… Aquí también se está tratando de imponer la ideología de genero en las escuelas. Y tenemos casos como el de Saltillo en donde el pastor cristiano Carlos Pacheco fue multado por predicar en contra del matrimonio homosexual. El año pasado el vocero de la CONAPRED (una entidad de gobierno creada para prevenir la discriminación), amenazó con catalogar como violentos a los padres que rechacen y traten de corregir una orientación homosexual en sus hijos pequeños. Adolfo Voorduin, un vocero la comunidad gay, dice que se debe proceder penalmente en contra de esos padres. El mensaje es claro: la agenda que se proponen es llevar a todos a aceptar y celebrar la unión homosexual. Y si tú como cristiano no lo quieres aceptar, o no lo quieres celebrar con ellos, se procederá legalmente contra ti. Ya está sucediendo, y va avanzando.

Y ante esta situación ¿acaso esperamos que la iglesia calle y se salga por la tangente abordando otros temas? ¡claro que no! Ante los tiempos que estamos viviendo lo peor que podemos hacer es callar, tampoco podemos transmitir una posición vaga o confusa o de medias tintas. Hay algunos ministros como Ulises Oyarzun que quieren tener un “diálogo con la ciencia, con otras disciplinas como la psicología, la antropología, la historia, la sociología” para llegar a un consenso en ese tema, enseñando con esto que el mensaje de la Biblia no es suficientemente claro y que puede comprometerse. Que terrible, porque no estamos hablando de cualquier cosa sino de un pecado del que si se enseña que no hay necesidad de arrepentirse, mandaría a los que lo practican derecho al infierno engañados con una falsa noción de seguridad. La realidad es que como ministros de Dios se nos ordena ser fieles a su Palabra, y transformar la sociedad en acorde a ella, no al revés.

En cuanto a la gravedad del pecado sexual, que JAR pareciera disminuir su importancia mencionando que se menciona unas veintitantas veces comparado con el pecado de injusticia el cual se menciona mas de mil trescientas veces. Es importante corregir este dato: el pecado sexual, la Biblia lo menciona en más de 100 pasajes (pongo un link con las citas), se aborda en capítulos completos de la Biblia, hasta hay un libro completo que narra el modelo de relación sexual que debe haber entre un hombre y una mujer. Por este pecado se narra la destrucción de más de 24mil personas en Israel (Nm.25:6-9), el encarcelamiento de ángeles y la destrucción de ciudades enteras como Sodoma y Gomorra que sufrieron el castigo del fuego por haber practicado inmoralidad sexual y vicios contra la naturaleza (Jud.1:7). En el NT, Pablo ordena la expulsión del miembro de la iglesia de Corintio que no se quería arrepentir de su inmoralidad sexual (1Co.5),en Apocalipsis Jesús mismo reprende a la iglesia de Pergamo por tolerar a los inmorales que había entre ellos; a los que estaban en pecado sexual en la iglesia de Tiatira, él mismo los amenaza con castigarlos con enfermedad y con la muerte de sus hijos, y en Ap.21:8 menciona que el fin inmorales sexuales será el lago de fuego. No se tú, pero yo no veo que se trate con ligereza este pecado en la Biblia. ¡Al contario!

Las más de mil referencias al pecado de injusticia que menciona JAR son porque la Biblia llama injusticia a cualquier desobediencia de la ley (¡cualquiera!). Y los pasajes de la Biblia que hablan de la justicia social, es decir, ayudar al pobre, a la viuda, al huérfano, no son tan numerosos como los que hablan del pecado sexual. Aun así, las iglesias han tomado muy bien este llamado a la justicia social, pues son raras las congregaciones que no tengan un ministerio de misericordia para ayudar a los más necesitados. Cuando JAR pregunta “porqué este tema de la justicia social en este caso no es el centro de nuestro mensaje.” Y la razón es porque Jesús no dejó a la iglesia para que fuera un centro de beneficiencia pública, sino, como dice Lc.24:46: para que en su nombre se predicase el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 

Y esto me lleva al siguiente punto: el sutil desvío que conlleva lo que dice, pues ¿que mensaje tiene más resonancia con el mundo: “uno de justicia social” o uno que testifica que sus obras son malas y que necesita arrepentimiento? Obviamente que es mas cómodo el mensaje de justicia social. Los liberales, e incrédulos también abogan por ayudar al pobre, ver por el marginado, y el desamparado, y los derechos de los indefensos. La ONU, de hecho, recientemente sacó su agenda 2030 que busca todo esto… pero ¿y el predicar el mensaje incómodo del evangelio? ¿Quien lo hará? Testificar en contra del pecado sexual en un mundo en el que se enseña que no es pecado es necesario para que la gente tenga un genunio arrepentimiento. Y mi temor es que al escuchar los comentarios de JAR vayas a bajar la guardia para hacerte más “aceptable al mundo”, que te hagas “menos incomodo para ellos” pues ellos no quieren que testifiques que sus obran son malas. Y es la tentación que todo cristiano enfrenta, pues no es agradable que nos acusen de fanáticos, intolerantes u homofóbicos, cuando lo único que hacemos, por amor a ellos, es testificar que lo que hacen está mal y que deben de dejarlo… pero te recuerdo las palabras de Jesús y de Juan.

Yo les he entregado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. (Jn.17:14)
Hermanos, no se extrañen si el mundo los odia. (1Jn.3:13)

¿El mundo te odia por predicar en contra de prácticas que la Biblia condena? vas bien

Ellos son del mundo; por eso hablan desde el punto de vista del mundo, y el mundo los escucha. Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha; pero el que no es de Dios no nos escucha. Así distinguimos entre el Espíritu de la verdad y el espíritu del engaño. (1Jn.4:5-6)

¿No te escuchan?… no te sorprendas.

JAR continua diciendo en su video:
Y en relación al tema del homosexualismo, dejame decirte lo siguiente, y esto yo creo que es muy importante: aunque creo lo que la Biblia dice, siempre defenderé al pecador, siempre defenderé al homosexual, a cualquier otra persona, porque yo soy un pecador como todos los demás. Y realmente el ser intercesores esto es lo que significa. Creemos que el ser intercesores significa orar por las personas, pero cuando los tienes en frente los atacas, los ofendes? no. Ser un intecesor significa defender a las personas en todo momento. Demostrarles el amor de Dios, ser embajadores de la bondad de Dios con toda la gente en el mundo. Y eso es muy importante que nosotros lo entendamos como cristianos.

Ok, en cuanto a esto la Biblia enseña en He.7:25, y Jn.17:9 que Jesús no intercede por todo el mundo sino solo por los que serán herederos de salvación. Pero la forma en la que que JAR expresa el trabajo de intercesión es muy delicada porque podría entenderse a que vamos a defender la práctica homosexual o el que la gente continúe en su pecado solo porque todos somos pecadores. Pero no, claro que no, Pablo dice:

No se dejen engañar por los que tratan de justificar esos pecados, porque el enojo de Dios caerá sobre todos los que lo desobedecen. (Ef.5:6)

Tampoco la defensa del pecador consiste en quitar o anular la condena que Dios ha establecido para los que se entregan al pecado. Dios ya a dictado sentencia al respecto como dice Romanos:

la justicia de Dios exige que los que hacen esas cosas merecen morir (Ro.1:32)

Así que no se trata de justificar al pecado, ni el pecador no arrepentido, ni se trata de quitar o anular la condena que Dios ha establecido a los que se entregan al pecado. Una defensa, sin embargo, si aplicaría en situaciones de maltrato, discriminación, o trato injusto, por el solo hecho de ser “un pecador”. Sin participar en el pecado de otros, como cristianos tenemos que ser bondadosos e imparciales con todo el mundo, aún hacia los que nos maltratan y vituperan. Y la intercesión que que realizamos, efectivamente, no es para que venga el juicio ya y los fulmine, sino para que prolongue su misericordia y los conduzca a arrepentimiento y así sean salvos del Juicio.  Como dice en 2Pe.3:9

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Obviamente, testificar que sus obras son malas y llamarlos al arrepentimiento se puede tomar como un ataque… pero Dios nos enseña que en realidad es una forma de amar (es la forma en la que él ama)

Todo lo anterior es el trato que la Biblia dice que debemos tener hacia los pecadores no creyentes. El trato que debemos tener hacia los que son de la iglesia, en cambio, es muy distinto. La Biblia enseña que, después de varias reprensiones privadas, a los cristianos que persisten en pecar y no quieren abandonar su pecado se les debe aplicar disciplina eclesiéstica. Esta podía consistir en la reprensión en público, como dice Pablo:
A los que persisten en pecar, repréndelos delante de todos, para que los demás también teman. (1Ti.5:20)

y/o en la expulsión de la iglesia, como Pablo ordenaba que hicieran con el cristiano que estaba en inmoralidad sexual en 1Co.5:13. Esta expulsión incluía el que los miembros de la iglesia cortaran toda relación con el hermano en pecado, como dice 1Co.5:11: 

 no se relacionen con ninguno que afirma ser creyente y aun así se entrega al pecado sexual o es avaro o rinde culto a ídolos o insulta o es borracho o estafador. Ni siquiera coman con esa gente. 

Al oir estos pasajes muchos piensan “si aplicaran eso en las iglesias hoy en día, estarían vacías” como queriendo decir que, por esto, ya no es aplicable. Pero decir eso solo saca a la luz la terrible condición espiritual de la iglesia hoy en día… y esto pasa por no aplicar estos mandamientos que Dios nos da, esto pasa por “defender al pecador no arrepentido y evitar su expulsión”. Precisamente la reprensión de Jesús a la iglesia de Tiatira y de Pérgamo en el libro de Apocalipsis, era porque toleraban en medio de ellos a los que persistían en el pecado sexual. Y es que el efecto que esto ocasiona, es que al no sancionar al pecado este se normaliza dentro de la iglesia… y se convierte en algo “aceptable”, algo que más gente se ve tentada a imitar. Por algo Dios dice:

¿No se dan cuenta de que ese pecado es como un poco de levadura que impregna toda la masa? Desháganse de la vieja «levadura» quitando a ese perverso de entre ustedes. Entonces serán como una nueva masa preparada sin levadura, que es lo que realmente son. (1Co.5:6-7)

Suena muy severo para algunos, y aún más para los que fuera de contexto dicen que “no debemos de juzgar”, pero Pablo inspirado por el Espíritu nos enseña:

No es mi deber juzgar a los de afuera, pero sí es responsabilidad de ustedes juzgar a los que son de la iglesia y están en pecado. Dios juzgará a los de afuera; pero como dicen las Escrituras: «Quiten al malvado de entre ustedes» (1Co.5:12-13)

Y esto mismo es lo que Jesús nos enseña en Mt.18:17. Es muy importante esta práctica, como lo cometo, no solo para evitar que el pecado se extienda en toda la congregación, sino también para sacudir al hermano en pecado y se de cuenta de su condición y así pueda arrepentirse. Si nadie le dice nada y lo solapan, el pobre puede creer que todo va bien cuando en realidad va camino al infierno. Como ves, no hay nada amoroso en solapar, callar, o no disciplinar a personas en esta situación. La defensa hacia un creyente así, no aplica, al menos que se haya arrepentido.

Continuando con lo que JAR comenta, él dice:
También se me acusa de tener amigos que promueven el homosexualismo y el matrimonio gay. Eso tampoco es cierto. Con mis amigos cuando platico de ese tipo de temas, no ha habido ninguno que me haya dicho: sabes que estoy de acuerdo con el homosexualismo y el matrimononio gay, no es cierto.

Si dice eso, es porque ni siquiera ha hecho el trabajo de investigación de las fuentes y personas que él recomienda… porque la otra opción es que este mintiendo.  En su Twitter del 1 de Julio del 2016 JAR te recomienda que sigas a “sus amigos” de “La conversación en curso” y estos chicos “cristianos” publican en su twitter cosas como estas:

Creo que la iglesia debe abrazar a la comunidad gay con los brazos abiertos. Creo que deberíamos estar realizando sus ceremonias de boda… (LCC)
La doctrina de la inerrancia Biblica es un callejón sin salida. Requiere estar continuamente defendiendo a la Biblia y argumentando a su favor. Todo esto genera una terrible ansiedad, desconfianza, y frustración. Y se termina teniendo una fe que uno mismo no cree. Es un un camino lleno de Baches que conduce a la nada. Y la mayor parte del Tiempo se debe dedicar a tapar esos baches. (LCC)

La conversación en curso, si ves su twitter te das cuenta que tiene una corriente liberal y que son colaboradores de pastores que se han desviado de la fe como Rob Bell… y ¡es a ellos a quienes JAR te recomienda que sigas!

Pero volviendo a sus amigos, otro de ellos es Yoe De simone de quien publica una reseña para su disco en la página besosenlafrente.com. Yoe publica lo siguiente en su blog:
Siguiendo con la temática que me propuse para esta semana. Quienes ofrecen “terapias reparativas” [para la homosexualidad]: ¿Estarán al tanto de que para la Organización Mundial de la Salud, no es una enfermedad y no requiere tratamiento? ¿Sabrán que la Ley Nacional de Salud Mental, en su artículo tercero establece que: «En ningún caso puede hacerse diagnóstico en el campo de la salud mental sobre la base exclusiva de elección o identidad sexual»? ¿Sabrán que quién lo ingresó al país fue nada más y nada menos que un médico nazi, allá por los años 50 realizando experimentos hormonales?  ¿Se puede ser “Cristiano” y proponer algo que esté en contra de los derechos humanos y, que a su vez pueda ocasionar depresión y suicidio? ¿Qué es más importante, tu dogma o la vida del otro? ¿Te preocupa la eternidad del otro más que su vida acá? Entonces, ¿Quién necesita reparación? ¿Reparar qué?

Ulises Oyarsúm otro amigo de JAR en su blog y en su facebook, se presenta como alguien que está abierto a aceptar el homosexualismo y el matrimonio gay. Por ejemplo, cuando le preguntan  ¿Cómo debe entonces la iglesia prepararse para afrontar temas actuales como la unión homosexual…? el responde:

Toda discusión ética tiene que ir de la mano con la misión.  Yo veo mentes muy liberales o progresistas que tal vez proponen ciertos caminos radicales que podrían crear rupturas  con el ritmo de la iglesia. Por ejemplo; un pastor en alguna comunidad conservadora o tal vez en una congregación que aún está en ´pañales´, necesita tiempo para proveer formación, generar ideas, abrir espacios para crear debate, discusión, estudio de los temas. Los cambios siempre se tienen que hacer con amor. Ahora, si tú eres un intelectual desde un escritorio; bueno, desde la comodidad de la oficina se pueden decir miles de cosas, pero estamos hablando de la iglesia, allí todo se debe hacer con discernimiento;  no es llegar, por ejemplo, a la conclusión que se puede casar un matrimonio gay de un momento al otro y hacerlo. Si se necesita tiempo, yo creo que hay que tomarlo con calma. Hay que caminar y ese es el desafío, que lo hagamos juntos y vamos construyendo convicción comunitaria, vamos viendo qué es lo que el Espíritu Santo nos va revelando.

Te pongo el link de esa entrevista pues en ella se manifiesta que no cree en el infierno como un lugar de castigo eterno, ni en el sacrificio propiciatorio de Cristo, ni que para ser hijo de Dios se necesita hace una profesión de fe, además de que muestra su apertura a la homosexualidad. Dicha apertura la mostró cuando se declaró incompetente para condenar dicha práctica en una publicación que hizo en su facebook.

Con respecto a la exposición de estas ideas contrarias a la fe, JAR dice en su video:
aqui es importante anotar algo y es lo siguiente: los cristianos tienen miedo aveces de leer cosas que van en contra de lo que ellos creen. Y solamente leen lo que ellos creen. El apóstol Pablo dijo que lo examináramos todo y retuviéramos lo bueno. El no dijo examina solamente aquello que es como tu crees, o aquellos puntos de vista que son nada más de acuerdo a tu punto de vista, no: examinadlo todo y retén lo bueno. Y yo he aprendido eso a través de los años. En mi Biblioteca vas a encontrar libros muy conservadores, algunos hasta fundamentalistas, pero vas a encontrar también libros mucho más progresistas, y aveces aprendo mucho más de aquellos que piensan diferente a mi, que los que piensan igual que yo. Pero lo que hacen estas perspectivas distintas es darme un corazón más pastoral más compasivo con los demás, con los que necesitan escuchar el mensaje de perdón. No tengas temor a leer cosas distintas… Dios espera unidad de nosotros pero no uniformidad en todo, habrá cosas en las que vamos a pensar distinto. Pero que quede claro cual es mi postura. Pero eso de ninguna manera hace sentirme superiror a los demás. Eso es en relación al tema del homosexualismo y el matrimononio gay.

Es cierto, la Biblia dice en 1Ts.5:21 que examinemos todo y retengamos lo bueno… pero esto no es una permiso para exponernos indiscriminadamente a cualquier material, idea o expositor con la excusa de que “debemos examinarlo todo”. Pablo, quien dijo que lo examinaras todo, también dijo esto, hablando de los ancianos o pastores:

Debe apegarse a la palabra fiel, según la enseñanza que recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los que se opongan. Y es que hay muchos rebeldes, charlatanes y engañadores, especialmente los partidarios de la circuncisión. A esos hay que callarlos, porque, con su falsa enseñanza, alejan a familias enteras de la verdad… (Tit.1:10-11)

Nota como la Biblia enseña que lo que debe haber en un corazón pastoral es el deseo de refutar a los que se opongan a la sana enseñanza. La instrucción de Pablo a los pastores no es que “inviten a aquellos que tienen ideas diferentes, para que las compartan con la congregación”, al contrario, dice que hay que taparles la boca porque alejan a familias enteras de la verdad. En otro episodio, por la prédica de Pablo en Hechos 19, los convertidos quemaron todos sus libros de hechicería, y Pablo en ningun momento les dijo que no lo hicieran con el argumento de que “hay algo bueno que pudieras aprender de esos autores”. Simplemente hay material que Dios detesta y del que te debes deshacer.

Es cierto, la Biblia nos enseña que entre cristianos podemos disentir en temas periféricos, es decir, aquellas temáticas que no son cruciales para la salvación. En temas cruciales, en cambio, debe haber unidad. Por eso en Romanos 14 Dios nos enseña que debemos aceptar la diversidad en la fe en asuntos periféricos como la comida o días de reposo que guardas para el Señor, al fin de cuentas el reino de Dios no consiste en eso. Pero en temas cruciales, debe haber una línea divisoria, 2Jn.1:10-11 nos dice:
Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !!Bienvenido! Porque el que le dice: !!Bienvenido! participa en sus malas obras.

Temas como los de la propiciación de Cristo, el castigo eterno, la adopción como hijos de Dios, y el homosexualismo no son periféricos… una falsa creencia acerca de ellos te puede llevar a la muerte eterna. Y sin embargo, JAR en su ignorancia da la bienvenida a personas con creencias erróneas en esos temas… y te invita que te expongas a sus enseñanzas. ¿Really? ¿No hay temor por las almas de las personas que lo siguen? Si uno tiene un buen propósito para exponerse voluntariamente a ese tipo de material herético, debe hacerse en privado no en publico y mucho menos cuando puedes ser piedra de tropiezo a los débiles.

Sin embargo, tengan cuidado de que su libertad no se convierta en motivo de tropiezo para los débiles. (1Co.8:9)
Tal vez crees que no hay nada malo en lo que haces, pero mantenlo entre tú y Dios. (Ro.14:22)

En su exposición uno de los argumentos que JAR usa es el siguiente:

No tengas temor de asociarte con gente que piensa de una manera distinta: Jesús era acusado de juntarse con gente de dudosa reputación, y porqué tenemos que preocuparnos nosotros. Podemos aprender de gente que piensa diferente. Pero puedo discutir con alguien que piensa distinto a mi y luego me puedo sentar con él a compartir el pan y el vino.

 Bueno, con respecto a esto ya vimos que en 2Jn.1:10-11 se nos enseña a no darle la bienvenida a herejes, es decir, personas que piensan y enseñan de forma distinta al mensaje del evangelio. Y en Tito enseña que los pastores deben refutar a dichas personas. Pero en cuanto a que Jesús se juntaba con gente de dudosa reputación… ten mucho cuidado con ese argumento, pues está sacado fuera de contexto. Cuando cuestionaban a Jesús y sus discípulos por comer y beber con recaudadores de impuestos y pecadores, Jesús contesta:

La gente sana no necesita médico, los enfermos sí. 32 No he venido a llamar a los que se creen justos, sino a los que saben que son pecadores y necesitan arrepentirse

Si te das cuenta Jesús no estaba ahí con ellos para hacer amigos, sino para convertirlos. Si te juntas con gente que piensa diferente o de dudosa reputación con el propósito de evangelizarla y ganarla para Cristo, haces bien, pero si buscas a gente así para hacerla tu amigo, la Biblia dice:

No se dejen engañar por los que dicen semejantes cosas, porque «las malas compañías corrompen el buen carácter» (1Co.15:33)
No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la maldad? ¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas? 15 ¿Qué armonía puede haber entre Cristo y el diablo? ¿Cómo puede un creyente asociarse con un incrédulo? 16 ¿Y qué clase de unión puede haber entre el templo de Dios y los ídolos? Pues nosotros somos el templo del Dios viviente (2Co.6:14-16)

Y si es gente que en su diferente pensar rechaza las verdades cruciales del evangelio, pero se dice cristiano y no quiere atender a la amonestación, la Biblia dice que ni comas con ellos. (1Co.5:11)

Como te puedes dar cuenta me era necesario abordar la respuesta de JAR porque así como está:
  1. te invita a bajarle el tono a la predica cristiana para convertirla algo que avoque a la justicia social, algo que no incomoda al mundo, sino que es ampliamente aceptado por este.
  2. te invita a aceptar al pecador no arrepentido y defenderlo, en vez de llamarlo a arrepentimiento, o ejercitar la disciplina eclésiastica.
  3. te invita a que te expongas indiscriminadamente a cualquier material con el propósito de examinarlo todo, sin temor del mal testimonio que pueda implicar, ni que gente se pueda desviar de la verdad por eso.
  4. te lleva a pensar que está bien darle la bienvenida y asociarte con cualquier tipo de persona, incluso herejes.

El engaño para que pueda ser efectivo tiene que estar vestido de mucha verdad, e incluir una sutil, pero crucial desviación. Expositores como JAR y los videos que presenta son necesario que surjan, pues el conocimiento de la Palabra de Dios en el creyente tiene que ser puesto a prueba… lamentablemente muchos la reprobarán, y serán desviados. Y ni qué decir de los malos maestros. En cuanto a esto te dejo con dos versículos para que los medites:

Esfuérzate para poder presentarte delante de Dios y recibir su aprobación. Sé un buen obrero, alguien que no tiene de qué avergonzarse y que explica correctamente la palabra de verdad. (2Ti.2:15)
Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello; pues haciendo esto, á ti mismo salvarás y á los que te oyeren. (1Ti.4:16)