Unión libre ¿Dios la permite?

Ok… acabas de entregarte a Cristo. Ya eres salvo del castigo eterno, no porque eres perfecto o sin pecado, sino porque has creído que Jesús pagó tus pecados en la cruz y porque lo has aceptado como el Señor de tu vida. Con esto comienza tu proceso de santificación: tienes mucho que aprender, tienes mucho que reformar en tu vida… y como parte de esa reforma quiero hablarte de la relación con la persona que actualmente vives.

Se que es difícil discernir lo que Dios ordena hoy en día porque vivimos en un mundo cada vez más antagónico a Dios en donde lo que él prohibe se ha vuelto un estilo de vida tan normal y aceptado -incluso, celebrado. Por eso puede causar extrañeza que te diga que no está bien que vivas en unión libre. Tienes que casarte. Deja te explico lo que Dios ordena en este sentido.

Delante de Dios la única forma legítima  para tener tener relaciones sexuales, es dentro del matrimonio: No cometas adulterio (Ex.20:14) es un mandamiento para el Antiguo y nuevo Pacto, es decir, sigue vigente. Cometer adulterio es tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, eso es: con una persona con la que no te has casado. Fíjate la instrucción a las personas solteras que tienen relaciones sexuales sin casarse:

Supongamos que un hombre tiene relaciones sexuales con una joven que es virgen pero que aún no está comprometida para casarse. Si los descubren, él deberá pagarle al padre de ella cincuenta monedas de plata. Luego deberá casarse con la joven por haberla violado y jamás en su vida podrá divorciarse de ella. (Dt.22:28-29)

La Biblia ordena que te cases con la chica con la que fornicas… de lo contrario has violado a una mujer que es de otro hombre (con el que ella se va a casar eventualmente). Fíjate lo que pasaba en el AT con las chicas casadas que habían habían fornicado en su juventud:

Pero supongamos que las acusaciones del hombre son ciertas, y puede demostrar que la mujer no era virgen. Entonces la llevarán a la puerta de la casa de su padre, y allí los hombres de la ciudad la matarán a pedradas, porque ha cometido un delito vergonzoso en Israel: ha sido promiscua mientras vivía en la casa de sus padres. De ese modo limpiarás esa maldad que hay en medio de ti. (Dt.22:20-21)

Y no basta con que digas… “bueno, nos vamos y vivimos juntos” y haces como que si estuvieras casado sin estarlo. Para Dios estás viviendo en inmoralidad sexual y la Biblia es muy clara que ni los adúlteros ni los fornicarios heredarán el reino de Dios (1Co.6:9). Tu te puedes preguntar “¿pero que no soy ya una sola carne al tener relaciones con ella (1Co.6:16)?, ya podría considerarme casado”. Eso es como si a sabiendas de que debes de pagar primero el dulce de la tienda para hacerlo tuyo, te lo comes sin pagar, y dices “ya para qué lo pago si ya lo hice mío”. No te confundas: ella no es es tuya sino hasta que hayas hecho primero el pacto, pues no puedes consumir lo que no has comprado –y si ya lo consumiste, tienes que pagar por ello atando tu vida dentro del pacto matrimonial. Jesús corrobora la necesidad de casarte en la plática que tuvo con la Samaritana:

Jesús le dijo: —Ve y trae a tu esposo. —No tengo esposo —respondió la mujer. —Es cierto —dijo Jesús—. No tienes esposo porque has tenido cinco esposos y ni siquiera estás casada con el hombre con el que ahora vives. ¡Ciertamente dijiste la verdad! (Jn.4:16-18)

En otra versión dice: “Es cierto que has tenido cinco, y el que ahora tienes no es tu esposo”. En otras palabras: estaba viviendo en unión libre y eso no era suficiente para que Jesús los considerara casados, y mucho menos que el hombre con el que ella vivía fuera considerado su esposo, pues él mismo dice “el que ahora tienes no es tu esposo“. Para Jesús, para Dios, estaban viviendo en inmoralidad sexual… y lo mismo está pasando contigo si no te casas. 

Para que la unión que actualmente tienes sea válida delante de Dios y salga de su estatus inmoral (prohibido) a uno moral (permitido), la unión debe formalizarse en un evento público. De otra forma ¿porque Dios ordenaría a los solteros que tuvieron relaciones que se casen (Dt.22:28-29) sino fuera porque no es suficiente la unión sexual? Ponte a pensar ¿Porqué Jesús no consideraría el concubinato como sinónimo del matrimonio? La diferencia es que el matrimonio es la formalización de la unión en un evento o anuncio público… y es por varias razones:

1) Su estatus y relación cambia ante la sociedad

La Biblia nos enseña que al contraer matrimonio tu estatus y tu relación con los demás miembros de la sociedad cambia. La sociedad te trata diferente que a si fueras soltero. De ahí la lógica se usar alguna señal externa como el anillo. He aquí un ejemplo de las concesiones especiales que se le daba a los casados:

No envíes a la guerra a ningún hombre recién casado, ni le impongas ningún otro deber. Tendrá libre todo un año para atender su casa y hacer feliz a la mujer que tomó por esposa. (Dt.24:1)

Y para este tipo de concesiones la sociedad necesitaba saber quién estaba casado y quién no, por lo que la unión no podía ser un evento privado sino público, y lo mismo pasaba cuando había una separación definitiva: también se formalizaba públicamente por medio de un certificado de divorcio -osea, no era suficiente dejaran de vivir juntos:

Si un hombre se casa con una mujer, pero luego deja de quererla por haber encontrado en ella algo indecoroso, sólo podrá despedirla si le entrega un certificado de divorcio. (Dt.24:1)

Por eso y no bastaba que te fueras a vivir con alguien para que la sociedad te considerara casado, o que dejes de vivir con alguien para que se te considere “divorciado”, pues ¿cómo saber si esa unión o separación no es solo por un día, o una semana, o varios años? No habría forma. Por eso se debe formalizar públicamente para que sepamos todos que entraron o salieron de una relación de intención vitalicia llamada matrimonio con la que se contraen derechos y obligaciones. Y esto nos lleva al siguiente punto:

2) Cuando no se cumplen los deberes conyugales, la comunidad debe intervenir, juzgarlo y sancionarlo.

El matrimonio es un invento de Dios (Gn.2:18), él lo creó, él lo diseñó, el lo definió y él pone las reglas. Podemos definirlo como una relación de pacto ante Dios, celebrado en un evento o anuncio público, vitalicia, entre un hombre y una mujer, adultos, que no son familiares directos, pero sí del mismo yugo espiritual, con varios propósitos específicos, y con muy pocas cláusulas de salida. Chécate: no es un “contrato”, no es un “estamos probando en lo que definimos”, sino un pacto: el cual es un acuerdo celebrado entre dos o más partes delante de Dios en el que se comprometen recíprocamente y voluntariamente a respetar y cumplir una serie de condiciones so pena de maldición o castigo. Y es que con el matrimonio se contraen ciertas obligaciones y derechos. De parte del hombre:

  1. Amor (1Pe.3:7; Ef.5:25)
  2. Fidelidad (He.13:4; Dt.22:22-24,29)
  3. Dirección y eseñanza (1Co.11:3; Ef.5:23)
  4. Provisión económica (alimento y vestido) y sexual (1Ti.5:8, Ex.21:10, 1Co.7:3-4)
  5. Protección (Ne.4:14)
  6. Crianza (Pr.1:8; 3:12; 4:1; 6:20; Ef.6:4; Col.3:20)

De parte de la mujer contraen estas obligaciones

  1. Amor (Tit.2:4)
  2. Fidelidad (He.13:4)
  3. Obediencia (1Pe.3:1-6; Ef.5:22-24)
  4. Provisión sexual (1Co.7:3-4)
  5. Colaboradora en la tarea del hombre (Gn.2:18; Pr.31:13-27)
  6. Crianza (1Ti.2:15; Tit.2:4-5; Pr.1:8; 6:20)

Bueno, por eso el pacto de matrimonio se celebra en un evento o anuncio público, porque cuando no se cumplen los deberes conyugales, la comunidad debe intervenir, juzgar y sancionar el caso. Por ejemplo, tienes el episodio de un hombre quería deshacerse de su mujer, pero como estaba casado no podía solo correrla, hay ciertas normas o protocolos a seguir para permitir esa separación y hacerla legítima. Por lo que este hombre le inventa una falta causal de divorcio. Los jueces intervienen, juzgan y al ver que era falsa, lo sancionan a él:

Supongamos que un hombre se casa con una mujer pero, después de dormir con ella, la desprecia y la acusa públicamente de conducta vergonzosa diciendo… a los ancianos mientras estén juzgando en las puertas de la ciudad… Los ancianos tomarán al hombre y lo castigarán. También le impondrán una multa. (Dt.22:13-19)

Por otro lado, si eran cierta las acusaciones, la sociedad la sancionaba a ella

Entonces la llevarán a la puerta de la casa de su padre, y allí los hombres de la ciudad la matarán a pedradas, porque ha cometido un delito vergonzoso en Israel: ha sido promiscua mientras vivía en la casa de sus padres. De ese modo limpiarás esa maldad que hay en medio de ti. (Dt.22:21)

Por otro lado, gracias a que la esposa estaba casada, podía descansar que la sociedad la defendería ante algún incumplimiento de su esposo en sus deberes conyugales:

Si toma como esposa a otra mujer, no podrá privar a su primera esposa de sus derechos conyugales, ni de alimentación y vestido. (Ex.21:10)

La Biblia enseña que puedes aún estar casado y no haber consumado el matrimonio con el acto sexual, y aún así la sociedad darte el castigo de un adultero si resultas infiel con la persona con la que te casaste:

Supongamos que un hombre conoce a una joven virgen que está desposada [casada sin haber consumado la unión] y tiene relaciones sexuales con ella. Si tal cosa sucediera dentro de una ciudad, deberás llevarlos a ambos hasta las puertas de esa ciudad y matarlos a pedradas. La mujer es culpable por no gritar para pedir ayuda. El hombre debe morir por violar a la mujer de otro hombre. De ese modo limpiarás esa maldad que hay en medio de ti. (Dt.22:23-24)

Y esto no solo es en los tiempos del Antiguo Testamento. Es un principio que permanece por eso en la iglesia y en el gobierno se tienen leyes que protegen y aseguran los derechos y las responsabilidades de los esposos ante algún incumplimiento a sus deberes conyugales. Se debe asegurar, por ejemplo, que el hombre provea a su cónyuge y a los hijos que resulten de su unión… pero ¿cómo se podría asegurar tal derecho si no están casados?  -muy bien pudieran ser producto de una violación, para lo cual se le da un tratamiento diferente al caso. O podría estar bajo algún convenio especial: hay mujeres solteras que no tienen interés en casarse pero quieren tener la experiencia de la maternidad, hay otras mujeres que alquilan sus matrices, etc. De hecho, como la mujer es la más vulnerable en este tipo de “uniones libres”, deberías de mostrarle tu amor y tu compromiso formalizando la relación al casarte con ella. De esta forma la proteges.

¿Cómo debe ser la boda? El único requisito que es que sea en un evento o acto público para que la sociedad reconozca el cambio de tu estado civil. Por eso se hace ante el juez o ministro y con testigos. Como estamos en México y legalmente no tiene validez el matrimonio que ofician los ministros de la iglesia es necesario darle esa validez legal en la sociedad en la que estás formalizándolo ante el juez. El matrimonio oficiado por el ministro sería suficiente ante Dios y ante la iglesia si hubiera 1) un registro de dicha unión por parte de la iglesia y 2) si hubiera los mecanismos para sancionar cualquier incumplimiento del pacto matrimonial. La iglesia tiene ese poder (ver 1Co.6), pero como hoy en día no lo ejerce sino que acude a instancias del gobierno para juzgar estos asuntos, haz las cosas bien y cásate ante el juez.

Deja aclararte que el casarte ante el juez es más que suficiente para que tenga validez delante de Dios. Ante Él ya estás casado aunque sea solo por el civil. Si decides hacer una ceremonia religiosa sería para dar un testimonio público de que lo que el mundo considera un “contrato” de matrimonio, es para nosotros, cristianos, un pacto celebrado ante Dios, a ante quien lo pones como juez y vengador ante cualquier incumplimiento.

Ante este conocimiento que ahora tienes, como cristiano que eres, ya no tienes excusa: debes abstenerte de toda relación sexual hasta que te cases con ella… o te separes definitivamente de ella. Pero no puedes continuar en concubinato, pues recuerda es fornicación delante de Dios. Por otro lado, solo toqué un pequeño aspecto de lo que Dios ordena para el matrimonio, te recomiendo que por favor veas el taller “Matrimonio, no manicomio“, y que leas la epístola ¿Es matrimonio no es bíblico?