Disculpas a nombre de Jesús

Hola Enrique,

Hasta ahorita tengo la chancita de leer y contestar todos tus posts, tanto en mi wall como en el tuyo. Interesante notar la reacción a mi publicación:

bean-gay.jpg

Ahí comentabas que:

Me entristece ver cómo un meme puede lastimar a tantas ovejas perdidas. No dudo que el fondo es correcto pero la forma no me parece adecuada. la misma palabra dice por sobre todas las cosas cuida tu corazón que de ahí mana vida. este tipo de memes no cuidan el corazón de personas que necesitan ser convertidas a Cristo. supongo que Cristo pego por toda la ciudad carteles exponiendo el pecado de la mujer adúltera… Es más en base a esto podría suponer que el ejemplo de Cristo fue lanzar la piedra. hermanos una cosa es exhortar y otra cosa muy distinta es exponer, señalar, e inclusive tener falta de misericordia. Escuchen la lucha de las personas, remangarse, y ayudar a salir de ella es lo que Cristo nos enseñó. No subirnos en una tarima a señalar las luchas de otros y mucho menos de una manera de burla…lo cual es preocupante.

y luego en tu wall publicaste una disculpa a todos los posibles ofendidos:

Me sorprende ver a “pastores” que no cuidan el corazón de su rebaño. Inclusive poniendo puntos de burla acerca de temas sensibles para algunas ovejas del rebaño. Exhortar no es juzgar, no es exponer, ni mucho menos burlarse de las luchas del prójimo. Cristo jamás actuó así.
Si tú te has sentido señalado, relegado, o burlado por un Cristiano yo te externó una disculpa… Y te digo que el mensaje de Cristo es que te amo tanto que dio la vida por ti; no es juicio, ni burla, ni altivez

Primero, estoy de acuerdo contigo, es incorrecto burlarse de las personas y hermanos que genuinamente quieren dejar un pecado y no han podido pero están en esa lucha. Sin embargo el post, como claramente se ve, en ningún momento fue encaminado a ellos.  Y si así se entendió, aquí lo estoy aclarando. Para ellos: mis oraciones y mis ánimos a que no se rindan y sigan levantándose y luchando contra el pecado en sus vidas.

Segundo, debo reconocer que, como bien indicas, nuestra forma de abordar a la gente debe ser con amor y con humildad con tal de ganar sus almas. Sin embargo, por un lado eso no quita que se haga tan bien con verdad, con contundencia y con indignación ante su pecado; y por otro lado, eso no quita que haya otras formas para tratar a las personas de acuerdo a la situación. Quiero ponerte como ejemplo el siguiente pasaje:

Se acercaba la fecha de la celebración de la Pascua judía, así que Jesús fue a Jerusalén. Vio que en la zona del templo había unos comerciantes que vendían ganado, ovejas y palomas para los sacrificios; vio a otros que estaban en sus mesas cambiando dinero extranjero. Jesús se hizo un látigo con unas cuerdas y expulsó a todos del templo. Echó las ovejas y el ganado, arrojó por el suelo las monedas de los cambistas y les volteó las mesas. Luego se dirigió a los que vendían palomas y les dijo: «Saquen todas esas cosas de aquí. ¡Dejen de convertir la casa de mi Padre en un mercado!». Entonces sus discípulos recordaron la profecía de las Escrituras que dice: «El celo por la casa de Dios me consumirá». (Jn.2:13-17)

Cuando hizo esto estaba comenzando su ministerio, pero lo volvió a hacer hacia el final de su carrera, después de su entrada triunfal a Jerusalén:

Cuando llegaron de nuevo a Jerusalén, Jesús entró en el templo y comenzó a echar a los que compraban y vendían animales para los sacrificios. Volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, y les prohibió a todos que usaran el templo como un mercado. Les dijo: «Las Escrituras declaran: “Mi templo será llamado casa de oración para todas las naciones”, pero ustedes lo han convertido en una cueva de ladrones».Cuando los principales sacerdotes y los maestros de la ley religiosa oyeron lo que Jesús había hecho, comenzaron a planificar cómo matarlo (Mr.11:15-18)

Pregunta Enrique: ¿Con que actitud hizo esto Jesús? ¿En amor, mansedumbre y humildad les pidió a los comerciantes que “por favor, chicos, váyanse de aquí, no hagan eso, eso ofende a Dios”?  ¿Tuvo temor de ofenderlos al tumbar sus cosas y echar sus animalitos, y al acusarlos de convertir el templo en una cueva de ladrones? ¿Si puedes ver el celo, la contundencia, la protesta de Jesús ante la situación tan deplorable que veía en el templo?

Hay una tiempo y un espacio para todo, y mi post no fue un intento de “alcanzar” a ese grupo así como tampoco lo fue para Jesús con esos comerciantes que sacó. Mi post, es una protesta ante la indignación y celo que siento por los niños que ahora podrán ser adoptados por “matrimonios” gay (una triste implicación que trae el reconocimiento legal de uniones homosexuales). Pero en ti, lejos de ver una protesta, una indignación por tan deplorable situación, veo una condescendencia, una “miedo a ofenderlos”. Si el templo despertaba un celo tal en Jesús que ocasionó que volteara las mesas y sacara a los animales y a la gente con látigo en mano, ¿como crees que reaccionaría Jesús ante la situación que estamos viviendo? ¿sería menos celoso? Fijate las fuertes palabras que dijo a los que intentaran hacer algo contra esos pequeños:

Jesús llamó a un niño pequeño y lo puso en medio de ellos…»Todo el que recibe de mi parte a un niño pequeño como este, me recibe a mí; pero si hacen que uno de estos pequeños que confía en mí caiga en pecado, sería mejor para ustedes que se aten una gran piedra de molino alrededor del cuello y se ahoguen en las profundidades del mar. (Mt.18:2-6)

Agradezco tus buenas intensiones al pedir perdón a nombre de todos los pastores que “ofenden” con la verdad y el evangelio a los que practican un estilo de vida que la Biblia condena. Pero ya que andas con esos menesteres ¿que te parece si pides perdón de una vez a nombre de Jesús?

1) Por ofender a sus oyentes y no disculparse

Entonces los discípulos se acercaron y le preguntaron:
—¿Te das cuenta de que has ofendido a los fariseos con lo que acabas de decir?
Jesús contestó:
—Toda planta que no fue plantada por mi Padre celestial será arrancada de raíz, así que no les hagan caso. Son guías ciegos que conducen a los ciegos, y si un ciego guía a otro, los dos caerán en una zanja. (Mt.15:12-14)

2) Por no tener educación y ofender a los invitados y al anfitrión de la casa a donde fue invitado a cenar, al decirles que eran “ávaros”, “llenos de perversidad”, “necios”, “hipócritas” y por amenazarlos con “juicio” y “sufrimiento”.

Mientras Jesús hablaba, uno de los fariseos lo invitó a comer en su casa. Jesús fue y se sentó a la mesa.Su anfitrión se sorprendió de que se sentara a la mesa sin antes realizar la ceremonia de lavarse las manos que exigía la costumbre judía. Entonces el Señor le dijo: «Ustedes, los fariseos, son tan cuidadosos para limpiar la parte exterior de la taza y del plato pero están sucios por dentro, ¡llenos de avaricia y de perversidad! ¡Necios! ¿No hizo Dios tanto el interior como el exterior? Por lo tanto, limpien el interior dando de sus bienes a los pobres, y quedarán completamente limpios.
»¡Qué aflicción les espera, fariseos! Pues se cuidan de dar el diezmo sobre el más mínimo ingreso de sus jardines de hierbas, pero pasan por alto la justicia y el amor de Dios. Es cierto que deben diezmar, pero sin descuidar las cosas más importantes.
»¡Qué aflicción les espera, fariseos! Pues les encanta ocupar los asientos de honor en las sinagogas y recibir saludos respetuosos cuando caminan por las plazas. ¡Sí, qué aflicción les espera! Pues son como tumbas escondidas en el campo. Las personas caminan sobre ellas sin saber de la corrupción que están pisando».
—Maestro —le dijo un experto en la ley religiosa—, nos has insultado a nosotros también con lo que has dicho.
—Sí —dijo Jesús—, ¡qué aflicción les espera también a ustedes, expertos en la ley religiosa! Pues aplastan a la gente bajo el peso de exigencias religiosas insoportables y jamás mueven un dedo para aligerar la carga. ¡Qué aflicción les espera! Pues levantan monumentos a los profetas que sus propios antepasados mataron tiempo atrás. Por lo cual, ustedes quedan como testigos que aprueban lo que hicieron sus antepasados. Ellos mataron a los profetas, ¡y ustedes se convierten en cómplices al edificar los monumentos! Esto es lo que Dios en su sabiduría dijo acerca de ustedes: “Les enviaré profetas y apóstoles, pero ellos matarán a unos y perseguirán a otros”.
»Como consecuencia, a esta generación se le hará responsable del asesinato de todos los profetas de Dios desde la creación del mundo, desde el asesinato de Abel hasta el de Zacarías, a quien mataron entre el altar y el santuario. Sí, de verdad se culpará a esta generación.
»¡Qué aflicción les espera a ustedes, expertos en la ley religiosa! Pues le quitan a la gente la llave del conocimiento. Ustedes mismos no entran al reino e impiden que otros entren. (Lc.11:37-52)

3) Por insultar a Herodes y llamarlo “zorra”

Aquel mismo día llegaron unos fariseos, diciéndole: Sal, y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar. Y les dijo: Id, y decid a aquella zorra: He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra. (Lc.13:31-32)

4) Por amenazar con muerte a los que no se quisieran arrepentir:

En esos días, le informaron a Jesús que Pilato había asesinado a varias personas de Galilea mientras ofrecían sacrificios en el templo. «¿Piensan que esos galileos eran peores pecadores que todas las demás personas de Galilea? —preguntó Jesús—. ¿Por eso sufrieron? ¡De ninguna manera! Y ustedes también perecerán a menos que se arrepientan de sus pecados y vuelvan a Dios. ¿Y qué piensan de los dieciocho que murieron cuando la torre de Siloé les cayó encima? ¿Acaso eran los peores pecadores de Jerusalén? No, y les digo de nuevo, a menos que se arrepientan, ustedes también perecerán». (Lc.13:1-5)

5) Por llamar “hijos del diablo” a los judíos que profesaron una falsa fe en él

¿Por qué no entienden mi modo de hablar? Porque no pueden aceptar mi palabra. Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. (Jn.8:43)

6) Por condenar a todos los que no creyeran en él

»No hay condenación para todo el que cree en él, pero todo el que no cree en él ya ha sido condenado por no haber creído en el único Hijo de Dios. (Jn.3:18)
Por eso dije que morirán en sus pecados; porque, a menos que crean que Yo soy quien afirmo ser, morirán en sus pecados». (Jn.8:24)

7) Por insinuar que las creencias/prácticas de otras religiones estaban mal

»Cuando ores, no parlotees de manera interminable como hacen los seguidores de otras religiones. Piensan que sus oraciones recibirán respuesta solo por repetir las mismas palabras una y otra vez. (Mt.6:7)

 

8) Por decirles a su audiencia que los gentiles eran mejores o más merecedores que ellos:

Entonces Jesús les dijo: «Seguramente ustedes me citarán el proverbio que dice: “Médico, cúrate a ti mismo” para decirme: “Haz milagros aquí en tu propio pueblo como los que hiciste en Capernaúm”. Pero les digo la verdad, ningún profeta es aceptado en su propio pueblo. »Sin duda había muchas viudas necesitadas en Israel en el tiempo de Elías, cuando los cielos se cerraron por tres años y medio y un hambre terrible devastó la tierra. Sin embargo, Elías no fue enviado a ninguna de ellas. En cambio, lo enviaron a una extranjera, a una viuda de Sarepta en la tierra de Sidón. También había muchos leprosos en Israel en el tiempo del profeta Eliseo, pero el único sanado fue Naamán, un sirio». Al oír eso la gente de la sinagoga se puso furiosa. Se levantaron de un salto, lo atacaron y lo llevaron a la fuerza hasta el borde del cerro sobre el cual estaba construida la ciudad. Querían arrojarlo por el precipicio (Lc.4:23-29)

9) Por reprender a la iglesia por tolerar y no expulsar a los que se aferran en pecado:

Tengo unas cuantas cosas en tu contra: que toleras ahí a los que se aferran a la doctrina de Balám, el que enseñó a Balac a poner tropiezos a los israelitas, incitándolos a comer alimentos sacrificados a los ídolos y a cometer inmoralidades sexuales. Toleras así mismo a los que sostienen la doctrina de los nicolaítas. (Ap.2:14-15)
Sin embargo, tengo en tu contra que toleras a Jezabel, esa mujer que dice ser profetisa. Con su enseñanza engaña a mis siervos, pues los induce a cometer inmoralidades sexuales y a comer alimentos sacrificados a los ídolos. (Ap.2:20)

10) Por amenazar a los miembros de la iglesia con juicio y muerte:

Por eso la voy a postrar en un lecho de dolor, y a los que cometen adulterio con ella los haré sufrir terriblemente, a menos que se arrepientan de lo que aprendieron de ella. A los hijos de esa mujer los heriré de muerte. Así sabrán todas las iglesias que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y a cada uno de ustedes lo trataré de acuerdo con sus obras. (Ap.2:22-23)

11) Por insultar a los miembros de la iglesia

No te das cuenta de que eres un infeliz y un miserable; eres pobre, ciego y estás desnudo. (Ap.3:17)

¿Las palabras fuertes de Jesús eran solo para los fariseos legalistas? Como puedes ver en los pasajes, no: sus palabras de condenación y juicio eran dirigidos a todos: comerciantes y cambistas (Mr.11:15-18; Jn.2:13-17); el rey Herodes (Lc.13:31-32); judíos en general (Lc.13:1-5; Jn.8:24; Lc.4:23-29); judíos que habían creído en él (Jn.8:43); gentiles en general (Mt.6:7); miembros de la iglesia (Ap.2:14-15; 2:20; 2:22-23; 3:17) y todos los no creyentes sin distinción (Jn.3:18; Jn.8:24)… pero aún si fueran palabras para los fariseos legalistas ¿significa que si podía condenar y criticar a un tipo de pecadores pero no a otros? Jesús por algo dijo:

El mundo no tiene motivos para aborrecerlos; a mí, sin embargo, me aborrece porque yo testifico que sus obras son malas. (Jn.7:7)

¿Porqué no pedir perdón también a nombre de Juan el Bautista por insultar a la gente que no se arrepentía genuinamente al llamarlos “camada de vívoras” y por amenazarlas con el infierno?:

—¡Camada de víboras! —les advirtió—. ¿Quién les dijo que podrán escapar del castigo que se acerca? Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento. Y no se pongan a pensar: “Tenemos a Abraham por padre.” Porque les digo que aun de estas piedras Dios es capaz de darle hijos a Abraham. Es más, el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles, y todo árbol que no produzca buen fruto será cortado y arrojado al fuego.(Lc.3:7-9)

O ¿que tal Pedro? Podrías también pedir perdón a todos los judíos a nombre de él por ofenderlos al acusarlos de la muerte de Jesús:

»Pueblo de Israel, escuchen esto: Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes con milagros, señales y prodigios, los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él, como bien lo saben. Éste fue entregado según el determinado propósito y el previo conocimiento de Dios; y por medio de gente malvada, ustedes lo mataron, clavándolo en la cruz.(Hch.2:22-23)

De una vez incluyamos en la lista a Pablito, que con su prédica ofendía a los paganos de Éfeso al decirles que sus ídolos no son dioses, como bien dijo Demetrio:

«como han visto y oído, este tal Pablo ha convencido a mucha gente al decirles que los dioses hechos a mano no son realmente dioses; y no solo lo ha hecho en Éfeso, ¡sino por toda la provincia! Por supuesto que no solo hablo de la pérdida del respeto público para nuestro negocio. También me preocupa que el templo de la gran diosa Artemisa pierda su influencia y que a Artemisa —esta magnífica diosa adorada en toda la provincia de Asia y en todo el mundo— ¡se le despoje de su gran prestigio!» (Hch.19:25-27)

O por ofender a los griegos al decirles que están mal en su idolatría, que ni siquiera conocen al Dios que veneran y que si no se arrepienten se enfrentarán al juicio de Dios:

«Hombres de Atenas, veo que ustedes son muy religiosos en todo sentido, porque mientras caminaba observé la gran cantidad de lugares sagrados. Y uno de sus altares tenía la siguiente inscripción: “A un Dios Desconocido”. Este Dios, a quien ustedes rinden culto sin conocer, es de quien yo les hablo. »Él es el Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él. Ya que es el Señor del cielo y de la tierra, no vive en templos hechos por hombres, y las manos humanas no pueden servirlo, porque él no tiene ninguna necesidad. Él es quien da vida y aliento a todo y satisface cada necesidad. De un solo hombre creó todas las naciones de toda la tierra. De antemano decidió cuándo se levantarían y cuándo caerían, y determinó los límites de cada una.  »Su propósito era que las naciones buscaran a Dios y, quizá acercándose a tientas, lo encontraran; aunque él no está lejos de ninguno de nosotros. Pues en él vivimos, nos movemos y existimos. Como dijeron algunos de sus propios poetas: “Nosotros somos su descendencia”. Y, como esto es cierto, no debemos pensar en Dios como un ídolo diseñado por artesanos y hecho de oro, plata o piedra. »En la antigüedad Dios pasó por alto la ignorancia de la gente acerca de estas cosas, pero ahora él manda que todo el mundo en todas partes se arrepienta de sus pecados y vuelva a él. Pues él ha fijado un día para juzgar al mundo con justicia por el hombre que él ha designado, y les demostró a todos quién es ese hombre al levantarlo de los muertos».(Hch.17:22-30)

Es más… deberías ofrecer disculpas a todos los paganos a nombre de Pablo por decir que sus ídolos no solamente “no son dioses”, sino que en realidad son demonios:

¿Qué es lo que trato de decir? ¿Que la comida ofrecida a ídolos tiene alguna importancia o que los ídolos son dioses verdaderos? No, de ninguna manera. Lo que digo es que esos sacrificios se ofrecen a los demonios, no a Dios. Y no quiero que ustedes tengan parte con los demonios. (1Co.10:19-20)

Peor aún, tendrías que disculparte a nombre de Elías por tratar a otros dioses con burla y desdén:

Cerca del mediodía, Elías comenzó a burlarse de ellos. «Tendrán que gritar más fuerte —se mofaba—, ¡sin duda que es un dios! ¡Tal vez esté soñando despierto o quizá esté haciendo sus necesidades! ¡Seguramente salió de viaje o se quedó dormido y necesita que alguien lo despierte!» (1Re.18:27)

También deberías de pedir perdón a toda la comunidad homosexual a nombre de Pablo por decir que sus actos van “contra la naturaleza”, son “indecentes” y son una forma de “perversión”… y que “merecen la muerte”:

Así mismo los hombres dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros. Hombres con hombres cometieron actos indecentes, y en sí mismos recibieron el castigo que merecía su perversión.(Ro.1:27)
…Saben bien que, según el justo decreto de Dios, quienes practican tales cosas merecen la muerte; sin embargo, no sólo siguen practicándolas sino que incluso aprueban a quienes las practican. (Ro.1:32)

De una vez pídeles perdón a nombre de Dios por llamar su estilo de vida una “abominación”:

No te acostarás con un hombre como quien se acuesta con una mujer. Eso es una abominación. (Lv.18:22)

y a los ateos por ser llamados “tontos”

Dice el tonto en su corazón: «No hay Dios.» (Sal.14:1; 53:1)

Disculpa mi sarcasmo Enrique, ¿pero si ves  mi punto? El mensaje de Dios es ofensivo, va a ofender pues declara abiertamente y sin tapujes que ciertas prácticas y estilos de vida están mal y que va a haber juicio y castigo si no se arrepienten y apartan de ellos. Pablo decía que el evangelio de Cristo para unos es “ofensivo” y para otros son “puras tonterías.” (1Co.1:23) Es más, el mismo asevera que la razón por la que se le persigue es porque predica la verdad del evangelio sin diluirlo (Ga.5:11). El mensaje del evangelio no es políticamente correcto. 

Y sin embargo, Satanás ha lanzado en el mundo una campaña para que la gente sea “políticamente correcto” y no ofenda a nadie, llegando incluso al punto de cortar la libertad de todos aquellos que se expresen negativamente de ciertas prácticas o estilos de vida. Me temo que estés siendo víctima de toda esa campaña y que estes poniendo como escusa que guardas su corazón, cuando en realidad les haces un mayor mal al no hablarles con la verdad. ¿Quieres hacerlos “sentir bien” en lugar de que sientan convicción, tristeza, lágrimas por su pecado”?:

Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. Lávense las manos, pecadores; purifiquen su corazón, porque su lealtad está dividida entre Dios y el mundo. Derramen lágrimas por lo que han hecho. Que haya lamento y profundo dolor. Que haya llanto en lugar de risa y tristeza en lugar de alegría. Humíllense delante del Señor, y él los levantará con honor. (Stg.4:8-10)

Con todo esto, ¿implico que soy infalible?, ¿acaso no peco? No soy infalible,  “si dijera que no tengo pecado, me engañaría a mi mismo y la verdad no estaría conmigo” (1Jn.1:8), pero no persevero en el pecado, al contrario lo confieso y me aparto de él cuando me es revelado, por eso alcanzo misericordia:

Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón. (Pr.28:13)

Es este mismo perdón que queremos que la demás gente alcance… pero no lo alcanzará si no se le enseña “el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte” (He.6:1)

Si piensas abordar a la gente con un evangelio que no les ofenda, estarías abordándolos con otra cosa, pero no con el evangelio.