¿Puede un cristiano practicar yoga?

Este escrito es para contestar la inquietud que tienes con respecto al yoga. ¿Puedo practicarlo?, ¿me puedo inscribir en un curso, aunque sea solo por los ejercicios?, ¿porqué algunos cristianos lo condenan?, ¿no están pecando de religiosos y exagerados?

Antes de contestarte un tajante “Si” o un “No”, debo de explicarte los antecedentes de esta actividad y los criterios que la Biblia marca para que juntos lleguemos a una conclusión. El propósito de esto es que aprendamos la sabiduría detrás de ese “Sí” o “No”, pues necesitarás dar también respuesta a todos los que te piden razón de tu posición en el tema.

Tienes que saber que existen muchos tabús con respecto al yoga, especialmente entre el pueblo cristiano que, en su mayoría, permanece ignorante en cuanto al tema. Equivocadamente para unos solo son ejercicios basados en “cómo los perros se estiran para levantarse”, o “en cómo los bebés se mueven cuando no caminan”, y creen que las filosofías que hoy se le conocen le fueron añadidas después. Debido a estos conceptos erróneos, tenemos que conocer primero qué es, cómo surge esta práctica, cuales su propósito y cotejarlo con la Biblia –quien tú has aceptado como tu norma de vida. Por ser una referencia práctica y válida que todo mundo puede consultar, utilizaré Wikipedia para hacer un parafraseado que resuma la información del yoga:

¿Cómo surge el yoga? –Historia del Yoga y su significado

Según relatos, esta práctica fue enseñada por el dios hinduista Krishná (quien a su vez relata que una encarnación anterior impartió “el eterno yoga” al dios del sol, Vivasvat), aunque frecuentemente Patanyali (la encarnación de “la serpiente divina”) es nombrado como su fundador por haber escrito los textos fundacionales del yoga en el siglo III a.C.

El Yoga surge como una de las doctrinas básicas del hinduismo y una práctica básica en el budismo, visnuismo, jainismo y krisnaismo. El propósito de esta práctica es alcanzar “nirvana”,  para los hinduistas es el fundirte con “Brahman” –lo “absoluto”, lo divino–, como una gota en el mar; para los budistas, en cambio, es el escape definitivo del interminable ciclo de nacimiento-muerte-reencarnación hacia un estado de iluminación, liberación y felicidad suprema. Previo a esa “fusión” o “escape” definitivo (nirvana) los aprendices experimentan “samadhi” que son esos contactos o trances en donde uno descubre su propia condición de buda (para el budismo), o esa unidad con brahman (para los hinduistas), o la unión con el dios “Visnu” (para los visnuistas), o ese conocimiento de Krisna (para los Krisnaístas).  De hecho, el objetivo último de la práctica meditativa del yoga es el logro del samadhi, y el eventual nirvana.

Para estos grupos, el yoga es un instrumento para trascender el “ego” del ser humano con todas sus emociones y pasiones, la forma de acallar el alma y alcanzar ese estado de “elevación”. Para esto, debes entender que en dichas religiones el ego es un problema y te debes deshacer de él. Pero el concepto que tienen de ego es diferente al concepto de “egoismo” que tenemos en occidente, al cual parece aludir. Para ellos el ego es tu identidad o conciencia individual, tu identificación con tu cuerpo, tu personalidad, emociones, pasiones, anhelos, aversiones, deseos, y sentimientos que tienes, los cuales, según ellos, constituyen la raíz de todo mal y sufrimiento en la tierra. Para el hinduismo esto es producto del “maia”: un velo que cubre el alma  y te hace creer que eres un ente diferente separado de dios. Y así como una gota que se funde en el mar, la meta, es desaparecer tu personalidad individual (trascenderla) y fusionarte con lo absoluto o “brahman” –ese dios impersonal, panteista que se concibe como esa energía que da vida y forma a todo en el universo y del cual todos somos parte. Para que te des una idea: librarte del ego, es observar las cosas suceder sin tener alguna reacción alguna, ni emoción, ni sentimiento.

Hay diferentes tipos de Yoga. El bhakti yoga es el tipo devocional y es utilizado para obtener un conocimiento más esotértico de la naturaleza de “dios” en su personalidad de Krisna (encarnación de Visnú). Este tipo de yoga fue popularizado en los años 70s por el movimiento Hare Krishna. El ashtanga-yoga es un tipo de yoga recomendado para los que deseen bajar de peso y aumentar su fuerza y elasticidad. El Kundalini yoga, con sus posturas sencillas, mantras, y, en ocasiones, acompañadas de una respiración dinámica, conocida como «respiración de fuego», dicen genera tranquilidad mental y vitalidad. El Kriya yoga, logra aquietar los latidos del corazón mediante la respiración calmada, y como resultado, la energía vital se desconecta de los cinco sentidos y la mente adquiere entonces el estado consciente de “pratiajara” (el retraimiento de los sentidos de los objetos externos). La sistematización de la respiración constituye en yoga una rama especializada llamada pranayama, la cual diversas corrientes de yoga suelen incluir para ayudar al desarrollo de la superconcentración en el interior, a fin de escuchar “los sonidos interiores místicos” los cuales se perciben antes de sentir la «vibración primordial» de “dios”, om. Aunado a las técnicas de respiración, en algunas escuelas de yoga, los practicantes escuchan música suave (especialmente música nueva era) para facilitar la tranquilidad de la mente y la concentración.

El hatha yoga es el yoga más difundido en todo el mundo, y es conocido por sus ásanas (o posiciones corporales). Se trata de un sistema de posturas físicas, cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. Las ásanas generan serenidad física y mental; de tal forma que un yogui devoto pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud. Aunque en sus orígenes siempre estuvo ligado al culto a Shiva, actualmente el hatha yoga enfatiza la relajación con el “sama yoga” o “yoga de relajación”, y el saludo al sol o a la luna. Este saludo al sol consiste en una serie de ásanas que son una reverencia  al “dios sol”. De ahí que, como parte de la tradición moderna del yoga, sus practicantes prefieren realizarlo exclusivamente al amanecer –aspecto que los yoguis ortodoxos consideran un momento “favorable” desde el punto de vista espiritual. Se comienza de pie, con los pies juntos, el rostro mirando al este y las manos unidas en el centro del pecho, en actitud de respeto hacia el Sol, mientras se realiza una profunda espiración. Aquí abajo encontrarás la serie de asnas que forman parte de la veneración al sol:

En resumen, el yoga, en cualquiera de sus formas, “busca llegar a la integración del alma individual con dios (el Brahman) o con su deidad (avatar -la encarnación de su dios). Esa re-unión se llama samādhi, a través de la cual se accede a la liberación (moksha o nirvana).”

Yoga sutraSaludo al sol (en ingles, su orígen), PatañjaliYogaKriyá yogaomSamadhiBrahmanHatha yogaSuriaMuerte del egoEgokrisnaismoVisnuismomoksha.

El Yoga  y la Biblia

Como puedes ver el yoga tiene un origen pagano (el dios hinduista Krishná, y la encarnación de “la serpiente divina”: Patanyali) y un fin pagano (unirte a una deidad que no es el Dios de la Biblia, así como el rendir culto al dios sol). Más que un simple ejercicio, es una práctica que forma parte integral de religiones y sistemas de creencias que se oponen a la verdad de la Biblia, y por su razón de ser no se puede desligar de ellas.

Veamos estas creencias a la luz de la Biblia. Las citas y los comentarios abajo podrán sonar muy poco “políticamente correctos”, pero te recuerdo que como embajadores del reino celestial y por causa de la gente que se pierde, nuestra prioridad es ser veraces, no “políticamente correctos”; Jesús no fue precisamente políticamente correcto en su ministerio pues cuando predicaba “arrepentíos y creed en el evangelio” (Mr.1:15), pues con esto les estaba diciendo que “Eit, tu estilo de vida y tus creencias están mal, deben cambiarlas por las del  evangelio que te predico” –obviamente, era un mensaje que hacia sentir incómoda a la gente, por eso en otra ocasión dijo: “El mundo no puede odiarlos a ustedes, pero a mí sí me odia, porque yo lo acuso de hacer lo malo.” (Jn.7:7)

Una vez aclarado esto, veamos lo que Dice la Biblia:

1) Con respecto a la existencia de otros dioses:

La Biblia enseña que existe solo un Dios (Dt.6:4, Mr.12:29, Is.45:5, 44:6), omnipotente (Je.32:17, 27), omnisciente (1Jn.3:20), omnipresente (Sal.139:7), creador de todo lo existente (Jn.1:3; Col.1:16,17), y que se manifiesta simultáneamente y distintivamente en al forma de tres personas (Mat.28:19; 2Co.13:14; Ef.4:4-7; 1Pe.1:2; Judas 20-21): El Padre, el Hijo (Jesucristo), y el Espíritu Santo. Las demás divinidades no son otra cosa sino demonios que engañan a la gente (1Co.10:19-20; Sal.106:36-38; Dt.32:16-17).

2) Con respecto a la revelación y prácticas inspiradas por otros dioses (paganas):

Aceptar una revelación que contradiga la dada por Dios en la Biblia, y más si es originada en un dios pagano, es aceptar doctrinas de demonios (1Ti.4:1); y difundirla, es caer bajo la maldición de Dios (Ga.1:8-9). Realizar las prácticas de dicha revelación es desobedecer el explícito mandato de Dios de no imitarlas las practicas paganas del resto de las naciones (Dt.18:9; 1Co.10:6,7,11; Ef.4:17-18), porque por esas prácticas de inspiriación diabólica Dios destruyo esas naciones (Dt.18:12) y a los ojos del Señor tu Dios tu debes ser irreprensible (Dt.18:13).

3) Con respecto a la concepción de dios impersonal panteista:

La Biblia menciona claramente que Dios se manifiesta en tres personas (Mat.28:19; 2Co.13:14; Ef.4:4-7; 1Pe.1:2; Judas 20-21), que tiene emociones: siente enojo (Nm.14:18; Nm.11:10; Dt.9:19), llora (Lc.19:41, Jn11:35), ama (1Jn.3:1, Jn.3:16, Ro.5:5), aborrece (Dt.12:31; 16:22; 25:16; Sal.5:5,6), se alegra (Mt.25:23, Neh.8:10; Sal.2:4), se contrista (Ef.4:30), tiene celos (Ex.20:5-6, 1Co.10:22), puede ser ofendido (Mt.12:22-37), tiene anhelos (Mt.23:37; Ez.33:11), etc. La Biblia, de hecho, enseña que es un Dios que te ama y anhela tener una relación contigo (Ro.5:1,10,11,18,21). Fuimos creados a su imagen y semejanza por eso manifestamos nosotros también toda esa gama de sentimientos, emociones, anhelos, personalidad, etc. El problema es que nuestras emociones, anhelos y demás no están en el orden de Dios, por eso necesitamos que el reino de Dios (su gobierno) venga a establecerse en nuestras vidas por medio de un nacimiento de nuevo (Lc.17:21; Jn.3:5).

4) Yoga como método de unión con “dios”:

Las escrituras enseñan solo un método de unión con Dios y es sólo por la sangre de Jesús –por su muerte– la cual nos limpia de nuestros pecados (nos perdona) y nos restaura a una correcta relación con él (He.13:12, 9:13-14, 22; 10:4-14; Mt.26:28; Ro.5:9; Ef.1:7). Hablar de otro medio de unión con Dios es menospreciar y rechazar el tremendo sacrificio que Dios realizó por nosotros para restaurar nuestra relación con él, como dice el autor de Hebreos: es “pisotear al hijo de Dios, tener por inmunda la sangre del pacto y afrentar al Espíritu de Gracia” (He.10.29). En Jesús y en nadie mas hay salvación (He.4:12), porque sólo él puede perdonar nuestros pecados (Hch.13:38, Lc.5:24) puesto que él pago la condena que merecíamos por cometerlos (Is.53:5, 10); por eso él afirmó “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, sino por mi” (Jn.14:6). El yoga como método de unión con Dios, es un “evangelio diferente” que pretende sustituir la obra de Jesús, y por lo mismo está bajo maldición (Ga.1:8-9). Y, para añadirle injuria al insulto, como el ser humano solo se puede unir al verdadero Dios por medio de Jesús, la “unión” que los practicantes de yoga experimentan no es sino con “otro dios”, y que no son otra cosa que demonios (1Co.10:19-20; Sal.106:36-38; Dt.32:16-17).

¿Te cuerdas lo que te había dicho que era “ocultismo”? si recuerdas bien en el taller de perturbación y posesión demoniaca vimos que ocultismo es toda práctica que busca proveer por medios espirituales alternos lo que Dios nos provee por medios legítimos. En otras palabras, es un “proveedor espiritual no autorizado” o “un proveedor pirata”… y aquí lo puedes ver claramente, pues esta buscando proveer al hombre esa anhelada unión con Dios, pero por medios “piratas”. El yoga mi estimado, es una practica ocultista.

5 ) Con respecto a “pratiajara”:

Con respecto al “pratiajara”, que es el retraimiento de los sentidos de los objetos externos –que no es otra cosa que el famoso “dejar la mente en blanco”–, esta es una práctica que se opone al propósito por el cual fue creado el hombre.

El mensaje de Dios, de inicio a fin, habla del propósito del hombre y de su obra para restaurar dicho propósito. Cuando Dios creo al hombre no lo hizo para que se “retrajera de su entorno”, sino para que lo administrara y lo desarrollara (Gn.1:26-28, 2:15). El mandato inicial del hombre “fructificar y multiplicarse, dominar y sojuzgar la tierra” enseña varias cosas: que la intención de Dios es que el hombre se involucre en el mundo (no que huya de este), que lo administre, que lo desarrolle, que fructifique en la obra de sus manos –por eso se le llama “el mandamiento cultural”, porque es un llamado a desarrollar las diferentes áreas de la actividad humana. Jesús de hecho “está preparando lugar para nosotros” (Jn.14:2) –está afinando los detalles de la nueva Jerusalén, ¡una ciudad construida por Dios mismo! (He.11:10). Es esta cosmovisión judeo-cristiana lo que ha permitido el avance cultural de occidente por encima de sus contrapartes orientales que enseñan ese “abandono”.

Contrario a este “retraimiento”, las Escrituras realza la importancia de que seamos buenos mayordomos de la creación de Dios (Lc.12:42; Ap.11:18; Jer.22:3), lo cual incluye nuestro propio ser. la Biblia nos enseña tener dominio de nosotros mismos (2Ti.1:7, Ga.5:22-23), no un abandono de nosotros mismos, nos enseña a administrar los pensamientos (Fil.4:8; 2Co.10:5) y desarrollar la mente de Cristo (Ro.12:2, 1Co.2:12,16), no dejar la mente en blanco, ni aún como método de relajación –como método de relajación la Biblia enseña la oración e intercesión (Fil.4:6-7).

¿Qué implica este “pratiajara”? Implica revelarnos al propósito (la voluntad) de Dios para nuestras vidas, implica seguir doctrina de demonios (1Ti.4:1). No quiero que ignores de los numerosos casos de personas que, por dejar la mente en blanco en esta meditación trascendental, han sufrido de contaminación demoniaca y han tenido que ser liberados.

6) Con respecto al ego:

Mientras que esta filosofía avoca a la desaparición de tu “yo”, de tu personalidad, con todas tus emociones, sueños, anhelos; Dios, en la Biblia, avoca al embellecimiento de tu personalidad, al orden de tus pensamientos, emociones y anhelos bajo el gobierno del Espíritu (Ro.8:5,6,12,13, Ga.5:22-23). La intensión no es que desaparezca tu individualidad, sino que seas hecho conforme a la imagen de Cristo (Ro.8:29, Ef.4:13) ¿Porque? porque fuiste hecho a Su imagen y semejanza, pero por causa del pecado, esa gloria que nos implicaba el ser la imagen de Dios en la tierra, se corrompió (Ro.3:23).

Ahora quiero que entiendas lo sutil de esta filosofía. En el ámbito científico, específicamente dentro del estudio de los sistemas, te explican que la generación de vida se ve marcado por un un proceso de desarrollo, diferenciación, complejidad creciente y unidad diversificada. La muerte, en cambio, propiciada por la 2da ley de termodinámica o “la ley de entropía”, se manifiesta en el decaimiento y desaparición en un estado de unidad homogénea. Ahora, ¿sí recuerdas cuál es el propósito final de esta filosofía? la desaparición de tu “yo” en un estado de unidad homogénea llamada “Brahman”, “como una gota se funde en el mar”. “Creepy” ¿no crees? Jesús dijo: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante” (Jn.10:10). Jesús no vino a desaparecer tu “yo”, sino a darle vida. Creo que con esto te das cuenta de la diabólica inspiración en esta práctica.

Con respecto a la distinción entre el ego y la naturaleza pecaminosa te recomiendo la espistola  Ego Vs Sinful Nature.

7) Con respecto a la reencarnación:

La Biblia condena terminantemente esta creencia, pues declara que “está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (He.9:27).  Las escrituras enseñan que antes del sacrificio de Jesús el seol (o hades) estaba dividido en dos partes, una parte donde iban los muertos que rechazaron a Dios y otra parte llamada “seno de Abrahám” a donde iban los justos (Lc.16:19-31). Después del sacrificio de Jesús los muertos en Cristo están en la presencia de Dios (Fil.1:21-23), los demás permanecerán en el hades hasta la hora del juicio (Ap.20:13). Algunos que avocan que la reencarnación se enseña en la Biblia, se basan en el texto que dice que Juan el Bautista vino “con el espíritu y poder de Elías (Lc.1:17), y en la declaración de Jesús de que él era el “Elias que había de venir” (Mt.11:14). Sin embargo, esos pasajes, a la luz del contexto, no te enseñan que Elías reencarnó en Juan, sino que Juan vino con el mismo Espíritu Santo que estuvo en Elías, fluyendo con el mismo poder y ministerio, igual que sucedió también en Eliseo (2Re.2:15). Asi que no hay reencarnación, no hay una segunda oportunidad. Lo que hagas ahora, quedará registrado y seremos juzgados de acuerdo a eso (Ap.20:12).

8) Con respecto a la veneración al dios sol:

Dios en su palabra enseña que quiere la exclusividad, pues es un Dios celoso que nos anhela solo para él (Ex.20:5-6; 1Co.10:22), así que nos ordena que no tengamos otros dioses delante de él (Ex.20:3), que ni nos postremos a ellos (ni ante ninguna otra cosa creada), ni los veneremos (Ex.20:5, Ro.1:23-25). Pero, específicamente, con respecto a la práctica de “venerar al sol” está la cita de Ezequiel  en la que habla de una visión que tuvo donde Dios le mostraba toda la idolatría y prácticas paganas que el pueblo de Israel hacía:

“Y me llevó al atrio de adentro de la casa de Jehová; y he aquí junto a la entrada del templo de Jehová, entre la entrada y el altar, como veinticinco varones, sus espaldas vueltas al templo de Jehová y sus rostros hacia el oriente, y adoraban al sol, postrándose hacia el oriente.” (Ez.8:16)

Estos Isrealitas, al igual que en el Yoga hatha, veneraban al sol con postramientos, viendo al oriente, temprano en la mañana. Fíjate la reacción de Dios en cuanto a esa práctica:

«¿Ves esto, hijo de hombre? —me preguntó—. ¿No le importa nada al pueblo de Judá cometer estos pecados detestables con los cuales llevan a la nación a la violencia y se burlan de mí y provocan mi enojo? Por lo tanto, responderé con furia. No les tendré compasión ni les perdonaré la vida y por más que clamen por misericordia, no los escucharé» (Ez.8:17-18)

¿Que te puedo decir? Está muy claro ¿no crees? Pero veamos el siguiente punto no tan claro.

¿Puedo utilizar el yoga sólo como ejercicio por sus beneficios a la salud? 

Aquí vamos a ver si es posible desligar el yoga de su contexto, filosofía y significado para provecho personal. ¿Será esto posible?

Primero tenemos que reconocer que, con lo que hemos visto, el yoga esta efectivamente ligado a toda una filosofía pagana contraria a la palabra de Dios desde sus orígenes, su desarrollo, y su propósito final. El yoga no se puede descontextualizar y mucho menos en un mundo en el que dicha práctica está tan difundida. Practicar yoga por el “mero ejercicio”, presenta los mismos problemas que el celebrar el Halloween “por el beneficio de los dulces”, o el jugar a la guija” por “la diversión” que ofrece.

¿Que problema presenta? el practicar yoga implica promover toda la filosofía que la acompaña, aunque la practiques solo por el mero ejercicio. ¿Porque? porque dicha practica no existe en el vacío, sino en un contexto y su contexto (su filosofía, su propósito, su significado) se opone a la palabra de Dios y puede causar que algún hermano se pierda, y que los incrédulos sean afirmados en sus prácticas en vez de arrepentirse de ellas. El principio que Pablo enseña en 1Corintios 8 es el mismo que aplica en este caso. Para ver esto más claramente utilizaré el mismo texto de pero para la práctica del yoga:

En cuanto a los ejercicios dedicados a los ídolos como el yoga, es cierto que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, mientras que el amor edifica. El que cree que sabe algo, todavía no sabe como debiera saber. Pero el que ama a Dios es conocido por él.

De modo que, en cuanto a los ejercicios dedicados a los ídolos, sabemos que un ídolo no es absolutamente nada, y que hay un solo Dios. Pues aunque haya los así llamados dioses, ya sea en el cielo o en la tierra (y por cierto que hay muchos «dioses» y muchos «señores»), para nosotros no hay más que un solo Dios, el Padre, de quien todo procede y para el cual vivimos; y no hay más que un solo Señor, es decir, Jesucristo, por quien todo existe y por medio del cual vivimos.

Pero no todos tienen conocimiento de esto. Algunos siguen tan acostumbrados a los ídolos, que practican estos ejercicios para veneración y contacto con los ídolos, y su conciencia se contamina por ser débil. Pero lo ejercicios practicados por si mismos no nos acercan a Dios; no somos mejores por realizarlos ni peores por no realizarlos.

Sin embargo, tengan cuidado de que su libertad no se convierta en motivo de tropiezo para los débiles. 10 Porque si alguien de conciencia débil te ve a ti, que tienes este conocimiento, practicando yoga, ¿no se sentirá animado a practicarlo junto con toda la filosofía y el culto a los ídolos que van ligado a dicha práctica?  11 Entonces ese hermano débil, por quien Cristo murió, se perderá a causa de tu conocimiento. 12 Al pecar así contra los hermanos, hiriendo su débil conciencia, pecan ustedes contra Cristo. 13 Por lo tanto, si mis ejercicios de yoga ocasionan la caída de mi hermano, no practicaré yoga jamás, para no hacerlo caer en pecado. (1Co.8:1-13)

El principio es “no hagas cosas buenas, pero que parecen malas, que pueda ocasionar que tu hermano tropiece”. El que practiques yoga, aunque tu lo hagas solo por el beneficio de los ejercicios, promociona la filosofía y ocultismo que va ligado a dicha práctica, y eso es algo delicado. Recuerda la advertencia de Jesús:

si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar. »¡Ay del mundo por las cosas que hacen pecar a la gente! Inevitable es que sucedan, pero ¡ay del que hace pecar a los demás! (Mt.18:6-7)

Obviamente, te vas a encontrar a cristianos con una opinión contraria al asunto. Algunos te tacharán de legalista, fariseo y religioso (sin saber exactamente qué es eso). Pero tu tienes que “presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad”(2Ti.2:15). Medita en el asunto: al igual que la yoga, si el comer carne no tiene nada de malo, y las apariencias, como algunos dicen, no importan, entonces ¿Que haríamos con la reprensión de Jesús a la iglesia de Pérgamo por comer alimentos sacrificadas a los ídolos?:

“Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos…”(Ap.2:14)

Pablo hizo la misma reprensión en: 1Co.10:19-22. ¿Porque nos pide Jesús y Pablo que desechemos algo bueno, como lo es el de comer alimentos necesarios para el cuerpo, por estar relacionado a los ídolos? De acuerdo a algunos cristianos “no deberíamos cerrarnos por prejuicios” ni “desechar algo bueno como el yoga por su filosofía idólatra”, pero aquí Jesús nos está pidiendo rechazar alimentos (algo bueno para nuestro cuerpo), por estar ofrecidos a los ídolos”… o ¿estaban podridos?, ¿Jesús y Pablo estaban pecando de fariseísmo y religiosidad?, ¿cómo explicaríamos estos pasajes?

Ya me imagino tu cara toda desanimada porque sabes que los ejercicios, los estiramientos y técnicas de respiración pueden ayudarte, pero también temes a Dios… ¿Está definitivamente condenado realizarlo? ¿que puedes hacer al respecto? La única forma de raealizarlos es desligándolo de la práctica del yoga, extrayendo los elementos que nos interesan, para armar algo diferente con un nuevo significado. Deja te lo pongo con los ejemplos del halloween y guija que te mencioné:

¿Quieres celebrar halloween por los dulces? Si los dulces es lo que te interesa, realizas otro tipo de celebraciones como cumpleaños, aniversarios, o inventa otra celebración en donde puedas añadirle el elemento de los dulces que tanto te interesa. Al hacerlo desligas los dulces, que no son malos en sí mismos, de la celebración del halloween, y les das un nuevo significado, uno que no promociona esa celebración pagana. ¿Quieres jugar la guija porque es un juego de mesa divertido? si la diversión en los juegos de mesa es lo que interesa, puedes hacer lo mismo e inventar un juego de mesa o escoger otro igual o más divertido, pero que no esté relacionado con el “contacto con espíritus”, al fin de cuentas “ser un juego de mesa que divierte” no es lo malo del asunto, lo malo es el espiritismo que se promueve. ¿Quieres practicar yoga por el ejercicio? Desliga los ejercicios (los estiramientos, los ejercicios de respiración) de dicha práctica y crea algo diferente que no se llame yoga, ponle variantes (modificaciones) a dichos ejercicios, crea unos nuevos y elimina los ya muy identificados con dicha práctica (porque si te ven en posición de flor de loto, por mas que quieras desligarlo, seguirán relacionándolo con el Yoga por la fama que tiene dicha posición). Esto es justamente lo que miembros del cuerpo de Cristo ya han hecho como Laurette Willis con praisemoves.com que han presentado una alternativa sana y cristiana a la práctica del yoga. Pero eso si, no se te ocurra inscribire en un curso de Yoga para “aprender de este” para luego sacar tu versión redimida, porque al inscribirte sucede lo mismo: lo validas y promocionas. Recuerda: no hagas cosas buenas, que parezcan malas; no hagas tropezar a otros. Yo diría que no te compliques la vida y hagas mejor pilates.

Por lo pronto, como se que has practicado yoga, sería bueno que fueras delante de Dios y le pidieras perdón por participar en una practica que Dios condena y aborrece, y por promocionarla, aunque sea por el solo deseo de hacer ejercicio…. y si has practicado meditación trascendental, agenda una cita conmigo que tenemos que orar para echar fuera cualquier “espiritillo” que se haya colado por esa puerta que abriste.

________________________

Otras referencias interesantes sobre el tema:  Should Christians Do Yoga?should Christians practice yoga?What is the Christian view of yoga?, Christian Yoga – the Missing Manual