Ámala como Cristo amó a la Iglesia

Brother… sorry, ya no pude contestarte lo que me escribiste por el ajetreo en el que andaba.

…Si, es de esperarse que la relación se esté poniendo mal porque estas arruinando su sueño de una mejor vida con otra persona… y me imagino que esto te esta dando tu brazo a torcer:

Brother, dejame comentarte: TU ERES LIBRE DE HACER LO QUE QUIERAS. Toda tu vida lo has hecho, y puedes seguir haciendolo. Eso algo entre tu y Dios. Solo ten en cuenta que toda tu vida has sido un ignorante de la voluntad de Dios para ti y para tu matrimonio, y un rebelde (porque conociendola no la obedeciste) y eso te ha dado los resultados destructivos a tu matrimonio que estás viviendo…. y ahora, que dices que quieres hacer lo correcto y rescatar tu matrimonio, estas titubiendo en si haces o no la voluntad de Dios. Estudia la Biblia por ti mismo y saca tus propias conclusiones, pero dejame aclararte que Dios no esta jugando son sus instrucciones, y no siempre agradaras al hombre obedeciéndolas… pero parece que te importa mas agradar al hombre que a Dios. Piensa y medita en lo que vas a hacer, y toma la decisión que mejor creas conveniente. Si realmente te arrepentiste y Jesús es tu Señor se que harás su voluntad, sino… pues no.

Por otro lado, me comentaste que la semana pasada y antepasada (o esta) no le depositaste a tu esposa, apoyandote en que “cuando se le atora la carreta en un matrimonio la mujer tiene que entrarle al quite también con eso”…. ¿Really? entendería esa situación de un hombre que está enfermo o paralitico para poder trabajar, pero cuando antepones “el apartar para tu renta”, es decir, para ti, antes que para tu familia en espera que tu esposa se haga cargo de eso, no estas siguiendo el ejemplo de Cristo. Fíjate lo que dice la Biblia en 1 Timoteo 5:8:

“Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.”

Me puedes decir: “oye, pero necesito para mi renta, yo también necesito comer”… pide prestado, asilo, dile a tu mama que te hospede por más tiempo, vende sangre, o algo pero no puedes dejar de proveer para tu familia. ELLOS SON PRIMERO. Porque tu los estas exponiendo a ellos, y tu eres responsable por ellos, por su bienestar y porque estén bien suplidos, no tu esposa (porque tu deber es el de proveerle incluso a ella). Si no te alcanza en tu actual trabajo, ¡búscate otro!, trabaja doble turno, vende algo en los cruceros o lo que sea, Dios te revelará lo que tienes que hacer si tuvieras la urgencia de enmendar tus errores y hacer las cosas bien. En otra situación tal vez tu esposa te podría ayudar a entrarle al quite, PERO NO AHORA, Y MENOS CUANDO QUIERES RECONQUISTARLA, Y MENOS CUANDO QUIERES MOSTRARLE QUE HAS CAMBIADO.

Aprende por favor: en nuestra iglesia asiste una mujer que su esposo “cristiano” la abandono y ella tuvo que sacar adelante a sus hijos: tenía que darles de comer, vestirlos, darles escuela, etc. ¿que hizo? se puso a vender empanadas con las vecinas… recorría toda la colonia, hacía pasteles y por años solo dormía 4 horas por todo el trabajo que tenía que hacer para sacar a su familia… y lo logró.

Fijate lo que Pablo decía:

“…ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros;no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis.

Si no estas dispuesto a vivir en ese nivel de amor y entrega por tu familia, que es lo que Dios ordena, considera si realmente estas en la fe brother. Como Pablo le decía a los de la iglesia de Corintios:

“Examínense para ver si están en la fe; pruébense a sí mismos. ¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en ustedes? ¡A menos que fracasen en la prueba!” (2.Co.13:5)

Pruebate si estas realmente en la fe, recapacita y piensa si estas dispuesto a hacer todo lo que él te ordena… a dar todo por Jesús, por hacer su voluntad. Porque si no es así, él todavía no es el Señor de tu vida y solo estas jugando a la iglesita. Jesús te lo puso muy claro Adrian:

“Si te niegas a tomar tu cruz y a seguirme, no eres digno de ser mío” (Mt.10:38-39)

No mi estimado, esta no es una reconquista cualquiera, porque tu tienes muchos puntos negativos en tu contra acumulados por muchos años; esto te va costar más que una “conquista normal”, y si piensas dar tus “sobras” a tu familia, o si piensas dar “no sacrificadamente”… no esperes resultados. La situación mas fácil, más egoista, es ceder: “te doy el divorcio y San se acabó”. Pero así no hay esfuerzo de tu parte, no hay desgaste, no hay sacrificio, no hay entrega, no hay amor… y no hay obediencia a Dios. Por favor medita si tu comportamiento refleja lo que Dios te pide:

“Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella” (Ef.5:25)

Si tu nivel de entrega no refleja el de Cristo por su iglesia, necesitas arrepentirte brother.

bendiciones