Platicas Prematrimoniales

Hola Jose Luis,
Te escribo porque tengo ciertas inquietudes que nunca se aclararon en las reuniones que llegamos a tener con ustedes, y me gustaría que fueran aclaradas para seguir con toda claridad en el proceso. Le escribo con copia a Felipe porque tal vez sea él quien nos pueda aclarar dichas inquietudes.

Las inquietudes tienen que ver con respecto a las platicas prematrimoniales que estabamos llevando con Danilo y Marthita. Cuando llevabamos con ellos el estudio en la ultima ocasión ellos nos nos dijeron que habían orado y que como autoridades espirituales, y con el aval de Rodolfo y de ti (Jose Luis Mantecon), que no teníamos su consentimiento para casarnos, que cancelaramos la fecha de la boda y que ya no nos iban a dar las platicas prematrimoniales de aqui a por lo menos dos meses. La razón que nos dijeron fue que no entendíamos la seriedad del matrimonio (por como nos habiamos conducido con la pagina de internet), que era un orgulloso, que tenía que arrepentirme y nacer de nuevo, que no estaba listo para someterme a las necesidades de mi esposa y que Damaris corría riesgo conmigo. Tal fue la reprimienda y la intimidación que mi prometida casi se desmaya durante la sesión y ocasionó que el tema de la fecha de la boda fue un tema prohibido entre nosotros, no porque nuestros padres estuvieran en contra de que nos casarmos el 20 de Junio como teníamos planeado, sino porque toda la situación nos había deja un muy mal sabor de boca (especialmente en mi prometida) por todo el shock emocional que nos ocasiono.

En las platicas que tuvimos contigo Jose Luis despues de este suceso, nos mencionaste que “la vid estaba con nosotros”… pero nunca supe exactamente a que te referían con esto, si te referían a “todo esto de cancelarles la boda es porque estamos con ustedes, es por su bien”, o “estamos con ustedes” en el sentido de “No hagan caso a lo que Danilo les dijo y sigan adelante con la boda”. Para evitar situaciones de conflicto o confrontación que levanten mas polvo y pusieran mas estres emocional en mi prometida deje pasar muchas cosas y decidí manejar la situación como si fuera una idea de nosotos el “darnos un brake, una pause, y parar todo para platicar con nuestros padres para reconciderar la fecha”… sin poner en el dedo en la llaga en hecho de que no fue por nuestros padres que cancelamos la fecha de la boda, ni por nosotros, sino por la situación que se dio con Danilo y Marthita en la platica prematrimonial. Dicha situación ocasionó que cancelaramos un monton de cosas, que perdieramos dinero y que invitados que ya habian comprado boletos de avión para venir a nuestra celebración tambien perdieran dinero y cambiaran todos sus planes siendo que ya habian hecho el sacrificio de mover sus agendas e invertir en sus viaticos para venir a nuestra boda. Tan solo el estres emocional que le fue impuesto en mi prometida ocasionó que no pudiera hablar con ella del tema de la fecha de la boda durante todo un mes. Cuando porfin pude hablar con ella el tema, pudimos ver que no teniamos una verdadera razón para mover la fecha de la boda, de hecho, la familia de mi prometida tambien quería una fecha pronto porque la abuelita de Damaris de 100 años siente de Dios que no va a pasar de este año y quiere estar en nuestra boda (como se imaginaran tambien nos recriminaron por cancelar la fecha del 20 de Junio). Pero para cuando retomamos el tema y quisimos volver a armar todo ya la fecha de Junio estaba demasiado pronta para volver a armar lo que ya habíamos deshecho… asi que la tuvimos que mover a Agosto 21.

Damaris y yo lo hemos tomado con la mejor actitud viendo la voluntad de Dios detras de todo esto (manifestandose apesar de nuestros erores y de la gente que nos rodea), asi que no guardamos ningun mal sentimiento para con nadie. Sin embargo, ahora que retomamos las platicas prematrimoniales si me gustaría que se aclararan algunas cosas porque no quiero someter a mi prometida a otra situacion similar, y de igual forma, no quiero que nuestros invitados vuelvan a pasar por esto. Estas son las cosas que me gustaría que se aclararan:

1) La vid, por medio de cualquier miembro de su liderazgo, ¿va a volver a ajudicarse la autoridad para cancelarnos o movernos la fecha de la boda si acaso vieran alguna razón para ello?
2) Si es así, ¿Cuales son los criterios que ustedes utilizan para llegar a tal medida?
3) ¿Cumplíamos nosotros con esos criterios para que llegaran a tomar esa medida con nosotros?
4) Si no es así ¿Cual es el proposito claro y específico de la platica prematrimonial, y los limites de autoridad que tendrían los consejeros prematrimoniales?
5) La situación que se dió con Danilo y Marthita, lo que nos dijeron ¿Es la posición oficial de La vid –tal y como nos manifesto Danilo? ¿Es cierto que contaba con el aval de ti y de Rodolfo para cancelar las platicas y la fecha de la boda?

Como te podrás dar cuenta mi intención de traer claridad a estas inquietudes no es otra mas que la de proteger, proteger a mi prometida y a nuestros invitados. No puedo exponerlos a otro cambio abrupto de planes. Vamos a volver a tomar las platicas prematrimoniales pero no quiero volver a tomarlas con la sosobra y el estres emocional de que ante cualquier cosa o comentario que digamos que los consejeros prematrimoniales vean con desagrado, puedan ellos adjudicarse el derecho de cancelar de nueva cuenta nuestra boda. Creo que tu como el varon de tu casa entiendes a lo que me refiero y no permitirias que tu mujer volviera a pasar por eso.

Se que estas ocupado Jose Luis, asi que es muy posible que, antes que ver cualquier consejería, Felipe nos pueda ayudar a resolver estas inquietudes en la primera platica que tengamos con él y su esposa.

Bendiciones