Tiempos de Cambio

La razón por la que les escribo a todos ustedes es porque están aconteciendo cambios muy fuertes dentro de la iglesia. Creo que Dios está sacudiendo lo establecido para que se caigan las cosas que el hombre ha establecido y se queden las inconmovibles, las establecidas por Dios.

Lo interesante del asunto es que la principal resistencia de lo que el Señor quiere hacer proviene principalmente de las autoridades de las iglesias (pastores generales y de jóvenes). Por lo que me es necesario que les exprese mi sentir y transmitirles lo poco que el Señor me ha enseñado al respecto. (en ninguna manera soy exhaustivo en los temas que toco). Lo voy a manejar debido a los casos que se han presentado ultimamente. Este correo se los mando a ustedes nada mas (les estoy enviando una copia a los que se estan involucrados de alguna forma). Los conosco se que son de confianza, por lo que les pido que no lo anden forwardeando ni repartiendo copias. La situación esta algo delicada como para que nos estemos comportando tontamente.

Célula de Plinio: división entre las diferentes iglesias

Ya todos sabemos que en la célula de Cumbres dirigida por Plinio y por Adriana presentó varios problemas: Se le prohibió a  Plinio permitir que fueran a la célula los chavos de Brisas que estaban yendo, debido a que hay una política entre los pastores del castillo del Rey en el que no está permitido que sus miembros asistan a células de otras iglesias del Castillo, excepto con el permiso expreso de los pastores de sus respectivas iglesias. También se les prohibió a las chicas de panderos a que siguieran yendo debido a que Plinio es un hombre soltero. Aunque se arreglo para que algunos padres de familia fueran se argumento que no era necesario que las chicas fueran a la célula porque la líder de panderos les estaba enseñando todo lo que necesitan.

Con respecto la política la Biblia habla claramente que no debe haber división, y mucho menos por meras “políticas” que cortan e impiden la comunión entre los hermanos. La Biblia asegura que si estamos en luz tenemos comunión unos con otros 1Jn1:7. Pero parece que no podemos tener libertad para juntarnos libremente para orar, alabar y ministrarnos en el Señor sin que haga falta la supervisión de un pastor, o sin el explícito permiso del pastor. Esto viola claramente nuestra libertad y la palabra. Tal política va en contra de la palabra, aunque se solucione con el permiso del pastor, el hecho es que tal política existe y el pedir permiso solo afirma más esa política. La Palabra jamás prohíbe la comunión entre los hermanos, al contrario fomenta la unidad (Ef.4:3,7-16; Jn.17:11,20-21). Jamás menciona que se necesita permiso para reunirte libremente con tus hermanos. El argumento de que se regula y se vigila la comunión entre los hermanos para protegerlos del engaño no tiene razón de ser. Primero se averigua y se demuestra que hay alguna falsa doctrina algún engaño y después se corta la comunión, no al revez: corta la comunión para prevenir cualquier engaño… Hay una diferencia muy grande pero sutil entre Controlar y Cuidar.

Con respecto a la prohibición de las panderos chicas de panderos, la Biblia nos enseña que a cada quien nos ha sido dado una don diferente para la edificación del cuerpo. Si uno tiene profecía sirve a sus hermanos con su don, si uno tiene se mueve en la danza, en eso sirve a sus hermanos. Por lo que cada quien tiene algo que aportar a los demás y muy seguramente lo que aporta Plinio es diferente a lo que aporta la líder de panderos.

Fiesta de Gustavo: soberanía de las esferas

Otro acontecimiento fue el de la fiesta que hizo ALCE en la casa de Gustavo. A Gustavo lo mandó llamar el líder de jóvenes de su congregación para llamarle la atención por haber hecho esto sin supervisión del pastor y por que un tal Chuy Vazquez compartió un mensaje. Se le exortó a que se sometiera a los pastores y se le prohibió a que formara parte de la Asociación Estudiantil de Lideres Cristianos (o cualquier otra asociación que no fuera de Brisas) y que no volviera a hacer ninguna fiesta en su Casa sin el consentimiento de su pastor.

Con respecto a esto tenemos que entender varios principios. La autoridad del pastor no es absoluta. No hay ninguna autoridad absoluta sino Dios, las autoridades delegadas por Dios están limitadas por dos cosas: No pueden ejercer autoridad dentro de una esfera o asunto que no esta puesto bajo su autoridad, ni pueden demandar obediencia cuando sus ordenes contradicen lo que dice la Biblia. Hay diferentes esferas y hay autoridades que Dios ha puesto en cada una de ellas: En la familia, el papá; en la iglesia: el pastor: en los negocios: el director de la empresa; en la política: el presidente, etc la autoridad que estas ejercen están limitadas a la esfera a la cual pertenecen.

El pastor o líder de la iglesia solo anuncia los principios y leyes que Dios ha establecido para las diferentes esferas, pero esto es diferente a que ejerza autoridad sobre las diferentes esferas de la sociedad.

Por lo anterior  los empresarios no someten sus negocios a la autoridad del pastor, los presidentes no le dan cuenta a su pastores de lo que hacen. El pastor no puede ejercer autoridad en asuntos sobre los cuales el no está puesto como autoridad. El pastor ejerce autoridad sobre los asuntos que corresponden a la iglesia sobre la cual ha sido puesto como autoridad.

El asunto de prohibir o permitir hacer fiestas en la casa de Gustavo concierne a los papas de Gustavo, no a los pastores.

Además, el asunto de prohibirle a Gustavo a que forme parte de cualquier asociación que no pertenezca a Brisas refleja el deseo de manipular y controlar la vida y ministerios de los miembros de la iglesias. Cuando realmente no  pueden obligar a que uno sirva dentro de la iglesia local, pues es un asunto que le corresponde a la persona tomar.

ALCE: el servicio a Dios fuera de la iglesia y La cobertura VS. la paternidad espiritual. Obstaculizando el desarrollo cultural en las demás esferas.

Pareciera que está  viendo algo de oposición con respecto a ALCE porque no es un ministerio que pertenezca a la iglesia ni que esta bajo al “cobertura” de una iglesia. Pero tenemos que entender algo:

Todo servicio (ministerio) que se hace a Dios, ya sea dentro o fuera de la iglesia es Espiritual, Religioso, sirve para la extención del reino de Dios y origina oposición espiritual, ya sea que el ministerio del cristiano este en la esfera de la política, los negocios, los medios de comunicación, las artes, la música, la ayuda social, etc.

Esto se debe a que el reino de Dios no solo se establece en las vidas de las personas sino en las esferas y organizaciones. El reino de Dios no solo lo establece la iglesia local, también las empresas, los hospitales, los medios de comunicación, la política, etc. El creer que solo la iglesia local establece el reino y la única manera de hacerlo es a través del evangelismo, es negar el propósito original que Dios estableció para el hombre.

Por lo tanto, hay ministerios, unos dentro de la iglesia y otros fuera de la iglesia, unos de naturaleza evangelistica, otros en el area de la enseñanza, unos en la esfera de la política, otros en la esfera de los negocios. Todo ellos son espirituales y todos ellos requieren conocimiento de la palabra, unción y revelación de Dios. Por eso no es de extrañarse que no solo los ministros dentro de la iglesia sean sacerdotes sino también los de afuera, pues Dios ha constituido a todos los cristianos como sacerdotes y reyes.

Por esto mismo el afirmar que solo se puede servir a Dios dentro de la iglesia es una mentira. Los ministerios fuera de la iglesia, a pesar de ser espirituales, de utilizar principios bíblicos y de buscar establecer el reino de Dios, no necesitan la cobertura de la iglesia porque no pertenecen a la esfera de la iglesia.

La iglesia durante años ha obstaculizado el desarrollo de los cristianos en las diferentes esferas, lo que ha impedido la extensión del reino de Dios y no conciben que sus miembros sirvan a Dios fuera de la iglesia o sin la cobertura o supervisión de los lideres de la iglesia. Por lo mismo cualquier proyecto o ministerio que esté fuera de la iglesia y que se autonombre “cristiano” se confunde con uno que pertenece a la esfera de la iglesia y que necesita estar sujeto a la autoridad del pastor.

Los ministerios que surgen fuera de la iglesia, aunque no pertenezcan a la iglesia, sí necesitan un padre(s) espiritual(es) que supervise y respalde el ministerio (lo que muchos llaman “cobertura”). La “cobertura” se da de forma especializada para que pueda funcionar, (no se va buscar a un pastor que de cobertura sobre un ministerio que tiene que ver con los negocios). Se debe buscar a una persona que de cobertura (o paternidad) sobre el área o las áreas específicas, la cual él domina (De lo contrario la paternidad sería inútil, pues el padre espiritual no puede asesorar o corregir en un área que no maneja). Por ejemplo, en materia de fe doctrina, evangelismo o discipulado, se debe buscar a un pastor o ministro de la iglesia para que ejerza paternidad espiritual sobre los ministerios que se está desarrollando en esa área; en materia de negocios o, finanzas, se debe buscar a un empresario para que provea la cobertura espiritual; en materia educativa, también, y así con cada área. Por último tenemos que tener en claro que el que da la paternidad es el líder, no el ministerio de este, por lo que el ministerio o proyecto de la persona que está recibiendo la paternidad espiritual no es una extensión del ministerio del que proporciona la cobertura.

ALCE tiene un Consejo al cual lo supervisa y asesora. (aunque todavía estamos juntando a mas personas que tengan ministerios probados, de buen testimonio y que sean reconocidos por otros para que formen parte del consejo de ALCE.)

Cambio de la iglesia de Plinio: Siguiendo el mover del Espíritu a pesar de los Pastores y personas religiosas.

Muchos de ustedes ya saben que  Plinio se cambió de iglesia, a pesar de que el pastor no estuvo de acuerdo. Con todo esto podemos llegar a la pregunta ¿Cuál es el limite de la autoridad del Pastor? ¿Tiene que ser obedecido siempre?

La Biblia nos ordena a que obedezcamos a nuestros pastores (He 13:17). Pero la obediencia que nos indica la Biblia no es una obediencia ciega. Todo los principios y leyes de la Biblia que ellos anuncian para las diferentes áreas se deben obedecer, pero todos los aspectos subjetivos y específicos que no vienen en la palabra que los pastores ordenan están limitadas a la esfera de la iglesia y con la condición de que no contradiga la palabra. Por lo tanto sí está limitada la autoridad del Pastor y habrá ocasiones en los que, en sumisión, se le deberá desobedecer.

Con respecto al cambio de Plinio debemos entender que cuando viene un nuevo mover del Espíritu siempre tiene base en la palabra y nunca la contradicen, pero hay pastores que no aceptan el mover del Espíritu. Por ejemplo durante los años 70 El Espíritu trajo un despertar en la alabanza y las iglesias que no entraron a ese mover se quedaron atrás y no entraron a lo que Dios quería para ellas, por lo que muchos de sus miembros se fueron a donde estaba ese despertar en la alabanza. Sus pastores no estaban de acuerdo en que se fueran ni en que escucharan esa música “satánica”, como muchos le llamaron (musica de Marcos Witt). Tambien sucedió lo mismo con el despertar de los dones (lenguas, profecía, sanidad, liberación de demonios en cristianos etc) Muchos pastores se opusieron a eso y muchos de sus miembros se fueron a iglesias donde permitían el fluir de eso dones, a pesar de la censura de sus pastores. Con lo que quiero llega a esto es: Hay  ocasiones en que los pastores restringen un mover del Espíritu en su iglesia, a pesar de no tener ninguna base bíblica sólida al respecto, en dados casos los miembros pueden optar por cambiarse aún sin la bendición pastoral.  Hay otros casos en los que los pastores han caído en inmoralidades, en codicia, en manipulación, etc.  obviamente no querrá que sus miembros se salgan (muchas veces por la aportación financiara que dan) y se los prohibirá, pero en tales casos cuando el pastor ha caído en ese tipo de situaciones se debe seguir la dirección del Espíritu y si está guiando a salir de la iglesia, debemos hacerlo.

Por ultimo no quiero que utilicen esto como escusa para la carne. Quiero que entendamos que la rebelión es una actitud del corazón y la desobediencia es un asunto de la conducta. Uno puede obedecer con un corazón rebelde y puede desobedecer con un corazón sumiso. Lo único que Dios nos pide es un corazón sumiso.

A las autoridades se les debe obedecer,  respetar y honrar. Y aunque estén equivocadas siempre se les debe respetar. Nunca hay que ser irrespetuosos, ni murmuradores, ni exhibir sus debilidades. Son los insubordinados los que esperan caiga la autoridad para divulgarla. Nosotros debemos de sostenerla en oración. Pues no hay se humano que se equivoque o cometa errores y el Señor nos ha llamado a restaurar, no a condenar. El único que nos  condena y divulga nuestros errores es Satanás, porque en eso se deleita.

Debemos honrar a las autoridades en la manera que hablamos de ellas.

Cuando nos han herido es más fácil que hagamos comentarios de critica, murmuración y condenación hacia ellos. Cuando hacemos eso contaminamos a los que nos escuchan porque matamos toda influencia piadosa que la persona en autoridad pueda ejercer sobre ella. También lo que se logra con eso es que el que escucha esa murmuración de la autoridad se empieza a enfocar solo en  las cosas negativas de la persona.

Con respecto a la autoridad lean Ga2.5-14 (Como Pablo confronta a Pedro, el que era la autoridad de la iglesia en Jerusalén) Ro.13:1; Ef.521

1P3:13-17

“Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? ¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! “No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar. Mas bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo, se avergüencen de sus calumnias. Si es la voluntad de Dios, es preferible sufrir por hacer el bien que por hacer el mal.”

Pasenla Bien